Nacional

Pobres cada vez más lejos de ricos


Tania Sirias

Mayor presupuesto en educación, salud y otras áreas sociales demandaron organismos internacionales que velan por los derechos humanos de los niños y adolescentes en nuestro país. El estudio “Inversión en la Niñez de Nicaragua, Situación y Perspectivas” demostró que la baja inversión pública impide el cumplimiento de los Objetivos del Milenio y profundiza la brecha entre los más adinerados y los más pobres.
En Nicaragua, alrededor de la mitad de la población es menor de 18 años y casi el 40 por ciento es menor de 14, siendo este grupo poblacional uno de los más grandes de la región.
La situación de pobreza extrema afecta al 40 por ciento de la población, es decir, de cada diez nicaragüenses cuatro viven con menos de un dólar al día, siendo los más afectados de forma dramática los niños y adolescentes. De cada diez niños, seis viven en pobreza extrema.

Nicaragua el que menos invierte
Según el informe, Nicaragua es el país en Latinoamérica que invierte menos en su población., solamente 68 dólares per cápita, mientras que países igual de pobres como Bolivia y Honduras invierten 136 y 126 dólares per cápita respectivamente.
Al 20% de los hogares más pobres que concentran el 32.7% de menores de 18 años les corresponde apenas el 5.6% de todo el ingreso generado, mientras que el 20% de los hogares más adinerados, que incluyen apenas 9% de niños y adolescentes, se queda con el 49% del ingreso total.

En educación
A pesar de la gratuidad en la educación y el incremento en el presupuesto, todavía falta mucho por hacer en nuestro país. “Si se mantienen las actuales tendencias y no se asignan los recursos requeridos la tasa neta de escolaridad primaria que llegó en 2005 al 80%, disminuirá a un 71% en 2015, dejando muy lejos los compromisos de los Objetivos del Milenio que establecieron la meta del 100%”, sostiene el informe.
La inversión en educación en Nicaragua se ha incrementado en los últimos años, pero a pesar de eso en 2003 representaba apenas la mitad de la inversión en dólares per cápita que hace Bolivia y Honduras, países pobres de Latinoamérica.
Otra de las disparidades en la educación es la relación de género, donde Nicaragua no es la expcepción. Se calcula que unos 121 millones de niños en el mundo no asisten a la escuela, de ellos, 65 millones son niñas.

Salud también aplazada
“La inversión en salud en Nicaragua también es más baja que en Bolivia y Honduras, y además está basada en el aporte de los fondos externos y el aporte de las familias. En los últimos 10 años, con la reducción relativa de fondos públicos, se ha realizado un proceso de transferencia de responsabilidades del Estado hacia los hogares”, detalla el estudio.