Nacional

Se esperan para este año tres huracanes intensos


María Haydée Brenes

Seiscientos doce sitios con alta vulnerabilidad a nivel nacional fueron identificados por la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención a Desastres (Sinapred).
También se informó que el plan contingente “Invierno 2007” ya ha sido formulado como parte de las funciones del Sinapred para la asistencia humanitaria a la población.
De acuerdo con el Sinapred, los pronósticos del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) revelan que en mayo y junio es probable que las lluvias sean irregulares y deficitarias, y que los acumulados se normalicen en el mes de julio.
También se conoce que de todos los modelos climáticos de los centros de pronósticos internacionales, once predicen el fenómeno de la Niña --caracterizado por aguas inusualmente frías-- en el Océano Pacífico entre mayo y julio de 2007.
La Universidad de Colorado vaticina también que el número de huracanes en el Atlántico será superior al promedio, pues se prevén catorce tormentas nombradas, y de éstas, siete serían huracanes y tres de ellos serían intensos.
Pero pese a los augurios y a que se ha determinado que 539 mil 176 personas se encuentran expuestas por estar asentadas en zonas de alto riesgo, hasta la fecha el Sinapred no ha dado a conocer la cantidad de recursos económicos con los que cuenta para hacerle frente cualquier situación de desastre.

Sitios de riesgo
En Managua se han identificado 191 puntos críticos en los nueve municipios por estar ubicados en las cercanías de cerros, cauces y ríos, como es el caso de las comarcas Las Banderas y Las Maderas; siete barrios del municipio de El Crucero, once localidades de Villa El Carmen y siete comunidades del municipio de Tipitapa. Mientras en la IV Región, los 65 puntos críticos encontrados están localizados en Tepalón, Malacatoya, 42 comunidades de Tola y Nancimí, tres comunidades de Moyogalpa y Altagracia en la Isla de Ometepe y veinte comunidades del departamento de Carazo. En la V Región los lugares que se mencionan en riesgo son La Esperanza, Wapí y El Recreo.
En la VI Región se informa que la situación es de alto riesgo por el desborde de los ríos Tomatoya, Sasli, Viejo, Tuma y por el aumento del nivel del lago de Apanás.
El río Grande de Matagalpa también podría ocasionar daños en el casco urbano de esta ciudad y en el municipio de Darío. En esta región se contabilizan catorce puntos críticos.
En la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN) las afectaciones están previstas en las comunidades asentadas en las riberas de los ríos Coco arriba y abajo, en los municipios de Waspam, Bambana, Rosita,
Prinzapolka, Alamikamba, Españolina y Bonanza, y 44 comunidades pertenecientes al municipio de Puerto Cabezas sensibles a las inundaciones. Éstas están ubicadas desde Santa Fe hasta Utlamata, y veinte de ellas se encuentran cerca del litoral, en el sector de Sandy Bay.
Es de esperarse afectaciones graves en la Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAS), tomando en cuenta su posición geográfica, que es corredor de huracanes.

Se espera desborde
de ríos
Además de los huracanes, están las características topográficas, hidrográficas y climáticas de esta región, y la ubicación de la mayoría de los poblados y comunidades en el litoral y en las riberas de lagunas y ríos.
De modo que en la presente temporada de invierno es de esperarse el desborde de los ríos Escondido, Punta Gorda, Indio y Maíz. Las crecidas del Escondido, además, aumentarían el nivel de las aguas en Laguna de Perlas y la bahía de Bluefields.
En el municipio de Corn Island, intensas lluvias afectarían a unas 100 familias, equivalentes a unas 700 personas, y por efectos de impacto de huracanes la afectación se incrementaría a 621 familias, unas 2,609 personas. En Río San Juan sólo se contabilizan seis puntos críticos.