Nacional

“Soy decente y la madre de su hija, esto es vergonzoso”

* Abogado asegura que empresario gasta más en zoológico particular que lo que se niega a pagar por orden judicial

Valeria Imhof

La ex esposa del empresario Manuel Ignacio Lacayo rechazó las acusaciones de estar confabulada con el ex jefe de la extinta Seguridad del Estado sandinista, Lenín Cerna, para “matarlo y quedarse con su fortuna”.
“Eso es una cosa injuriosa, calumniosa, absurda. Estoy alegando la pensión de alimentos de mi hija que nada tiene que ver con lo que él está diciendo”, dijo Patricia Castillo, ex cónyuge del empresario y madre de su única hija.
Lacayo acusó a Cerna, cuñado de Castillo, de estar maniobrando en el Poder Judicial “para que no lo dejen salir del país a atenderse de sus afecciones cardíacas” en un juicio que se le sigue por alimentos de su hija Paulina.
“Soy una mujer decente, soy la madre de su hija, esto es un asunto familiar, él lo ha querido politizar y es vergonzoso”, indicó Castillo.
Según ella, Lacayo se ha negado a acatar las resoluciones judiciales que mandan a pagar 3,000 dólares mensuales para la manutención de su hija.
“Esa no es cifra antojadiza, es en proporción a lo que el padre tiene, incluso él tiene la capacidad para pasarle, no eso, sino diez veces más si lo quisiera”, señaló.
Lacayo se niega a dar esa cantidad de dinero y entrega 1,000 dólares mensuales a través de la Corte Suprema de Justicia, argumentando que es dinero suficiente para la alimentación de su hija.
“Tengo año y medio de estar luchando para que se cumpla la sentencia judicial. Es un capricho, no quiere pagar, no quiere hacerse responsable y cumplir la ley”, manifestó Castillo.

“Es un delincuente”
El abogado acusador, Germán Vásquez, dijo que a Lacayo se le dio varias oportunidades para llegar a un acuerdo con su ex esposa, pero de manera “deliberada” no ha querido cumplir con la sentencia de la juez del Tribunal de Apelaciones (TAM) y la Fiscalía General de la República, donde fue acusado por omisión deliberada de prestar alimentos.
“Se le notificó en tres ocasiones y en la cuarta ocasión, en un trámite de mediación en la Fiscalía, dijo que no estaba pagando, actuando delincuencialmente, él es un delincuente en potencia porque no ha atacado lo que dijo el juez, lo que dijo el Tribunal y la Fiscalía”, expresó Vásquez.
Dijo que el empresario gasta más en mantener el zoológico que tiene en su casa, que en la manutención de su única hija.
“Él prefiere alimentar con comida que manda a traer del extranjero a los animales, pajaritos, perritos, los leones que tenía en su casa, que alimentar a su hija; solamente los costos de esos animales es más de lo que las autoridades judiciales le han ordenando darle a su hija”, dijo Vásquez.
Afirmó que Lacayo debería estar con arresto domiciliar y con un custodio en su casa, y aseguró que si se va de Nicaragua no va a regresar “por la actitud caprichosa que ha demostrado” desde que comenzó el juicio. “El Instituto de Medicina Legal no ha dicho que su vida está en peligro y que no puede curarse en Nicaragua; aquí se puede hacer todos los exámenes porque están todos los aparatos que él requiere”, dijo el abogado, quien mostró como prueba documentos de dos hospitales de Managua donde señalan que los aparatos que se necesitan para su enfermedad están en Nicaragua.
El 5 de junio próximo es la audiencia del juicio oral por alimentos, donde según Vásquez mostrarán su culpabilidad. “Si sale inocente que se vaya donde él quiera, pero como va a salir culpable porque tenemos las pruebas va ir a la Zona Franca y ahí también hay médicos que lo pueden atender”, dijo en tono sarcástico Vásquez. Anunció que acusarán a Lacayo por injurias y durante el juicio “tendrá que demostrar con pruebas que doña Patricia y Lenín Cerna lo quieren matar”.