Nacional

Pretenden convertir Los Guatuzos en plantación de palma africana

* Agropecuaria La Tronquera solicita la siembra de 5,000 hectáreas del monocultivo y la instalación de una planta industrial * Delegado del Marena dice que hará cumplir la Ley en Área Protegida y que no es permitido ese tipo de plantación

SAN CARLOS, RÍO SAN JUAN
La siembra de 5,000 hectáreas de palma africana y la instalación de una planta industrial para el procesamiento del fruto en Santa Elena, que se ubica en el Refugio de Vida Silvestre Los Guatuzos, declarado sitio Ramsar, es la solicitud presentada ante el Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (Marena) por parte de Agropecuaria La Tronquera.
La solicitud que no sólo ha impactado a las autoridades del Marena sino también a miembros de la Comisión Ambiental Municipal de San Carlos y organismos ambientalistas de Río San Juan, trascendió a raíz de que el delegado del Marena, ingeniero Norman Gutiérrez, recibiera el seis de mayo pasado una notificación para realizar una inspección en el área donde pretenden desarrollar el proyecto.
La misiva fue enviada al delegado por Hilda Espinoza, directora de Calidad Ambiental del Marena, y en su corto escrito sólo precisa que se mande la inspección a Santa Elena con el área pretendida para la plantación y la instalación de la planta industrial.
Al ser abordado al respecto, el ingeniero Gutiérrez fue tajante al afirmar: “De acuerdo con el Plan de Manejo del Refugio de Vida Silvestre Los Guatuzos, no hay cabida para la siembra de monocultivos, habría que cambiar el uso de suelo y no está permitido ni en la legislación ambiental”.
El delegado del Marena dice haber requerido de los directores del nivel central que atienden las Áreas Protegidas, mayor información sobre la ubicación y la dimensión del proyecto y contrastarlo con el Plan de Manejo.
Rechazo de pobladores
Al precisar en un mapa el Refugio de Vida Silvestre Los Guatuzos, Gutiérrez señaló el área de Santa Elena, propiamente en la parte central de las 90 mil 615 hectáreas que corresponden a esa área protegida, y donde existe un caserío habitado por unas 500 familias, “según se ha auscultado, ni los pobladores ni los lideres permitirían la siembra de ese monocultivo porque acabaría con el ecosistema”, señaló.
El Refugio de Vida Silvestre Los Guatuzos cuenta con una zona de reserva agrosilvopastoril de conservación de humedales, conservación de turismo fluvial, conservación de vegetación costera, de protección de ecosistemas acuáticos, de protección de bosque de galería y pesca artesanal, entre otros.
Según el delegado del Marena, por la naturaleza de la zona y su riqueza ambiental, la institución busca alternativas con los líderes comunales para una producción viable social, económica y ambientalmente, ajustándose y respetando las leyes.
Tierras en conflicto
Pese a que la remisión de la solicitud de inspección no precisa quién representa a la empresa Agropecuaria La Tronquera, la historia registral indica en una sucesión de actos judiciales que asciende a 16 tomos, que la hacienda Santa Elena fue propiedad del Instituto Agrario Nicaragüense (IAN) en tiempos de la dictadura somocista, y que fue adquirida por Agropecuaria La Tronquera, representada por Auxiliadora Sánchez de Vega (en ese entonces funcionaria del IAN en San Carlos) a través de una compra forzosa (embargo) realizada a Isidro González Murillo, quien pierde la propiedad por una deuda de 650 mil 500 córdobas, y posteriormente se registra una mensura (rectificación) para un área de 5,200 manzanas.
Posteriormente se inscribe la mensura para un área de por 2,572 hectáreas. En la consecución de actos judiciales e inscripciones registrales aparecen mencionadas la hacienda Santa Elena y Punta Alemán.
En los años 90, el registro es cancelado y Agropecuaria La Tronquera fusiona dos propiedades, la primera inscrita con el No. 191 a 113, folio 153 del tomo 25, y una segunda con el 2038 al 104 tomo 25, folio 152 para un total de 7,500 manzanas inscrita en el asiento primero, folio 20 y 21, tomo103.
Sin embargo, las tierras de Punta Alemán están en posesión de 92 ex militares, que según su representante Miguel Mauricio Rocha González, fueron asignadas por el gobierno de doña Violeta Barrios de Chamorro con el compromiso de titularlas. Según Rocha, el área asignada a los retirados del Ejército es de 5,900 manzanas, y sostiene que se mantendrán en la propiedad hasta que legalmente sean entregadas.
Refirió que el verdadero dueño de esas tierras era el costarricense Jorge Ulates Zamora, quien las abandonó a raíz del Decreto para la formación del Refugio de Vida Silvestre Los Guatuzos, y que doña Auxiliadora Sánchez de Vega las adquirió de mala fe, al comprarlas supuestamente a un señor ya muerto.