Nacional

Ornitólogo investiga aquí nuestro potencial turístico

* Se abre nuevo segmento en la oferta nacional del turismo

María Haydée Brenes

Determinar la posibilidad de incluir a Nicaragua como un destino para avistamiento de aves fue la misión encargada por la tour operadora inglesa Nature Trek al explorador Rod Brandt, ornitólogo con más de 35 años de experiencia.
Con el apoyo de Careli Tours y el Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur), el especialista visitó la reserva Los Guatusos-Papaturro, cercana a la reserva Indio Maíz en Río San Juan, la reserva privada El Jaguar, en Jinotega, y Montibelli, en Ticuantepe.
“Es la primera vez que visito Nicaragua. Había escuchado hablar mucho de este país, y ésta fue una excelente oportunidad para echarle un vistazo. Me parece un lugar muy amistoso, con gente amable, y con buenas iniciativas de conservación que son importantes para las personas y la vida silvestre. Me han gustado los sitios que he visitado y se ve que Nicaragua es un país tranquilo, donde recomendaría que se puede desarrollar el avistamiento de aves”, expresó Rod Brandt.
Un mercado “apasionado”
Igual que los surfistas que siempre se encuentran con el afán de nuevas playas y mejores olas, los fans del avistamiento de aves prefieren los sitios tranquilos y que tengan cerca lugares donde puedan observarse --no importa si para ello es necesaria una hora o un día entero-- aves curiosas, como el pájaro campana, que llamo la atención del ornitólogo Brandt durante su visita a El Jaguar.
“Los fanáticos del avistamiento de aves son apasionados y pueden pagar mucho dinero si tienen la certeza de que encontrarán el ave que ansían ver o escuchar su trino. La visita de Rod Brandt para nosotros es un avance, pues después de su evaluación, Nature Trek (tour operadora) evaluará la posibilidad de iniciar la venta de paquetes que tengan a Nicaragua como destino”, comentó Lourdes Fuentes encargada de mercadeo de Careli Tours.
Por su parte, el ornitólogo Brandt dijo que los observadores de aves tienen requerimientos muy específicos y viajan de una a tres veces al año en busca de su objetivo.
“Por ejemplo, un ave que mueve a miles es el Águila Arpía, un ecolodge cercano a un sitio donde anida esta águila se vendería muy bien, por ahora puedo decir que hay mucha competencia, pues países como Costa Rica y Panamá están tratando de entrar con fuerza a este mercado, pero se podría vender un paquete que tenga como destino dos o tres países de Centroamérica, a fin de balancear la competencia con países de Sudamérica”, dijo Brandt, quien hoy viajaba a Panamá para hacer la evaluación que hizo en Nicaragua.