Nacional

Guatemalteco apenas pide que le devuelvan su honra


El comerciante guatemalteco Víctor Manuel Cruz García acudió ayer al Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), a pedir asesoría en su búsqueda de justicia por parte del Estado nicaragüense, luego que la Policía Nacional lo capturara y lo entregara a agentes de la Drug Enforcement Administration (DEA).
Cruz García fue deportado de Nicaragua a pesar que sus documentos migratorios estaban en orden, y tras ser capturado por la Policía antinarcóticos, fue entregado a agentes de la DEA en Nicaragua, quienes posteriormente lo llevaron a Estados Unidos, donde el centroamericano pasó ocho meses en una prisión de alta seguridad, en un juicio por narcotráfico en Washington.
Allá obtuvo su libertad, tras comprobarse que un narcotraficante colombiano reconocido como “El Flaco”, utilizó la identidad del ciudadano guatemalteco para realizar sus fechorías en Estados Unidos y América Latina.
Tras mostrar su inocencia en las cortes de Estados Unidos, el hombre regresó a Nicaragua a recuperar una camioneta que le había sido ocupada por la Policía Nacional y a pedir una disculpa pública. “Yo no quiero nada, sólo que me devuelvan mi honra y mi honor”, expresó agobiado.
Aunque la camioneta Nissan Frontier le fue entregada ayer en la Dirección de Auxilio Judicial, Cruz García espera una aclaración oficial de la Policía Nacional que le restituya “en algo” el daño a su imagen.
“El daño que me hicieron es inmenso. Yo soy comerciante, una persona honesta, pero ahora nadie quiere negociar conmigo porque la Policía de Nicaragua dijo que yo era un delincuente internacional, un narcotraficante peligroso”, dijo llorando en el Cenidh el ciudadano guatemalteco.
En esa instancia de derechos humanos, Cruz García fue recibido por la abogada Ana Cristina Montealegre y por Gonzalo Carrión, funcionario del Cenidh, quienes le tomaron la denuncia y lo prometieron respaldo legal en sus gestiones.
Montealegre dijo que esta misma semana buscarían el contacto con la jefatura de la Policía Nacional, para tratar de obtener una explicación formal al caso del señor guatemalteco.
Esta semana el jefe de Relaciones Públicas de la Policía Nacional, al ser consultado sobre el tema, dijo que las gestiones no habían llegado oficialmente a esa institución, razón por la cual no podría pronunciarse.