Nacional

Lluvia más fuerte de los últimos años

* En Granada resultaron destruidas 27 viviendas, y se esperan más precipitaciones hoy en el Pacífico

MANAGUA Y CHINANDEGA

27 casas resultaron destruidas en la ciudad de Granada producto de las intensas lluvias caídas este jueves, según registró la Cruz Roja de ese departamento, mientras que en Managua la Defensa Civil reportó la evacuación de 37 familias en diferentes puntos de la capital que fueron trasladadas a albergues cercanos a sus viviendas.
En menos de una hora, la capital se transformó en un caos con un aguacero que parecía estarse cobrando todos los días anteriores del mes de mayo en que se registraron intensos calores a pesar del inicio del invierno.
La lluvia copiosa produjo caída de árboles y cables de tendido eléctrico en el sector de Batahola Sur, anegación de viviendas en el barrio “Jonathan González” y andenes rebalsados por el agua en el barrio “Hugo Chávez”, entre otras afectaciones, reportó la Defensa Civil.
Según el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), en la capital cayeron 32.9 milímetros de lluvia, producto de lo cual resultaron afectadas las vías que cruzan el puente El Dorado, los juzgados de Nejapa y la Plaza Juan Pablo II, entre otras.
De acuerdo a pronósticos del Ineter, se esperan más lluvias con actividad eléctrica para hoy, principalmente en la región del Pacífico.

Alcaldía preparada
Jorge Berríos, Director de Infraestructura de la Alcaldía de Managua, dijo que Los Martínez, Acahualinca, Manchester, “Domitila Lugo” y Villa Reconciliación, entre otros, son los barrios que resultaron más afectados con la tormenta.
“En total se inundaron unas 80 casas y se cayeron once árboles que destruyeron dos viviendas”, señaló Berríos.
La alcaldía reporta 52 puntos vulnerables a desastres naturales, correspondientes a 30 barrios de Managua. “La lluvia del jueves es la más fuerte que ha habido en Managua en los últimos años, y estamos preparados para enfrentarla”, manifestó el funcionario.
Indicó que unas 80 cuadrillas de la Dirección de Ornato se desplazaron ayer en diferentes puntos de la capital para despejar las vías y limpiar la basura que se acumuló en los tragantes, principalmente en el sector de Monseñor Lezcano.
Berríos indicó que se dañaron 36 dragantes y se rebalsaron los cauces ubicados en Villa Libertad, barrios “Hugo Chávez”, Acahualinca, Altagracia, El Edén y “Jorge Dimitrov”, entre otros.

Chinandega afectada
Una casa fue destruida y decenas resultaron inundadas por un aguacero registrado desde las 4:15 hasta las 5:20 p.m. del jueves, en los barrios marginales “Bayardo Arce Castaño” y “Alejandro Centeno”, de esa ciudad, donde cayeron 4.5 milímetros de agua, resultando el departamento más afectado después de Managua.
“Al caer el agua se abrió un hueco y mi casa forrada con zinc, plástico y cartón se derrumbó”, dijo entristecida Verónica Argentina Jarquín, quien aseguró que se refugió junto a sus tres hijos en la vivienda de una vecina.
Relató que la lluvia destruyó la tubería de agua potable y varias calles que no tienen drenaje. Además se partió un camino que dejó a varias familias incomunicadas. Por su parte, Juana Roque dijo que el agua se introdujo a su vivienda, y que en varias ocasiones han expuesto el problema de la falta de drenaje a la Junta Directiva del barrio, encabezada por Leónidas Pérez, quien no responde.

Limpiar vecindarios
El capitán Carlos Cáceres, jefe departamental de la Defensa Civil, dijo que recorrieron los sitios donde constataron la falta de drenaje, y recomendó a los pobladores limpiar porque la acumulación de basura provoca inundaciones.
Manifestó que los sitios vulnerables a inundaciones son: Vado Ancho, Las Cuarenta, Palo Grande, La Danta, La Pimienta, Las Pilas, La Jicota, Apacunca, Israel y El Rosario, pertenecientes a los municipios de Somotillo, Villa Nueva, El Viejo y la periferia sur de Chinandega, entre otros, donde crearán mecanismos eficaces para la defensa de la población.