Nacional

Salario básico de maestros aumentará en 400 córdobas

* Anden y huelguistas discrepan sobre forma de reponer el tiempo perdido

Tania Sirias

El salario básico de los maestros se incrementó en 400 córdobas, según acuerdos firmados entre el Ministerio de Educación, el Ministerio de Hacienda y los representantes sindicales, afirmó el profesor Carlos Bojorge, de la Unidad Sindical Magisterial. En este arreglo también se incluyen las tres 500 mil plazas nombradas este año por el titular del Mined, Miguel de Castilla.

42 mil maestros beneficiados
El salario básico del profesor de primaria será de 2,509 córdobas; el del maestro de secundaria empírico 2,575 córdobas, y el profesor de secundaria titulado recibirá 2,632 córdobas. Al licenciado en Ciencias de la Educación se le pagará 2,694 córdobas, según desgloses presentados por Bojorge.
Los 42 mil maestros a nivel nacional recibirán 400 córdobas adicionales al salario básico, de los 37.5 millones de córdobas obtenidos en la negociación con el ministro de Finanzas, Alberto Guevara.
El dirigente de Anden, José Antonio Zepeda, explicó que en total son 3,500 maestros nuevos, más 35 mil docentes frente a las aulas, y 3,500 docentes en áreas administrativas de los centros escolares que serán beneficiados.
El sindicalista indicó que este incremento lo recibirán a partir de julio, y el resto correspondiente a los meses de marzo, abril, mayo y junio --cuando recibieron 308 córdobas -- se les pagará a través de un cheque adicional en ese mismo mes.

Discrepancia en en cuanto al calendario escolar
Zepeda criticó el hecho de que los maestros en huelga pretendan hacer planes remediales. “Están hablando de fusionar contenidos, pero los programas de Español y Matemática están muy cargados. El maestro debe cumplir con los 200 días del calendario escolar, a veces ni con el tiempo completo se pueden cubrir estas materias”, señaló.
El dirigente de Anden afirmó que los maestros deben respetar su compromiso con los padres de familia, y por ello deben reponer esos días trabajando los fines de semana, pues es un compromiso moral. En tanto, el profesor Arsenio Vivas, de la Unidad Sindical, disintió de Zepeda, pues no se puede cargar a los maestros y alumnos en sus días de descanso.
“Los maestros de Anden, cuando hacían sus huelgas no reponían las clases. Nunca los vimos trabajando un sábado y mucho menos domingo, pues eso quedaba acordado con el ministro de Educación, que en ese tiempo era Silvio De Franco”, recordó Vivas.
Bojorge afirmó que no hubo un gran atraso en el calendario escolar, ya que los maestros trabajan con los planes educativos del 92, el cual se completa en 180 días. “Tenemos 20 días de gracia, y el paro magisterial no duró más de un mes, sin embargo, vamos a cumplir con los programas de este año académico”, dijo el sindicalista.