Nacional

Caos en Enacal Masaya ante despidos masivos


Masaya

Un verdadero caos se vive en la delegación departamental de la Empresa de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) Masaya, ante el despido masivo de los trabajadores, muchos de ellos con veinte años de laborar para la institución.
Desde la tarde del lunes hay presencia policial. Según la versión de los sindicalistas, ello se debe a que todo el personal en huelga fue despedido, y en su lugar la delegada regional, Lucía Brockman, nombró nuevo personal e impidió el ingreso de los trabajadores antiguos.
Horas más tarde del mismo lunes, Brockman fue notificada de que su cargo había sido cancelado por la presidenta de Enacal, Ruth Selma Herrera, y en su lugar nombró de forma interina al ingeniero Mario Méndez.
Los trabajadores continuaron protestando la mañana del martes frente a las instalaciones de Enacal, y a eso de las diez y 30 minutos de la mañana del martes, el delegado interino de esa cartera también fue notificado de su despido, mediante la aplicación del artículo 45 del Código del Trabajo.
La situación se tornó más tensa y los trabajadores despedidos se organizaban para viajar a Managua a solicitar una reunión urgente con el presidente de la Comisión Laboral de la Asamblea Nacional, diputado Alejandro Bolaños, a quien solicitarían interpele a la presidenta de Enacal, Ruth Selma Herrera.
Sólo sobreviven a la avalancha seis trabajadores, los que por temor a perder el empleo firmaron un acta de compromiso en la que aceptan “respetar las disposiciones administrativas que tome la empresa”, lo cual consideran un irrespeto y una violación a las leyes laborales y al convenio colectivo.
Para las autoridades del Ministerio del Trabajo, los la causa de los despidos fue que los obreros no se reintegraron en el plazo establecido de 48 horas, por lo que no quedó otra opción más que el despido.
El sindicalista despedido, Orlando Rayo, dijo a EL NUEVO DIARIO que la empresa Enacal de Masaya quedó sin dirigentes sindicales ante el despido masivo, con el que también se violentó el fuero sindical.
Rayo se confesó militante sandinista, pero dijo estar en desacuerdo con la forma de actuar de los funcionarios nombrados por el Presidente de la República, quienes a su juicio lo están haciendo quedar muy mal.
“Si las elecciones municipales fueran hoy, el Frente Sandinista perdería la Alcaldía y hasta podría perder el poder, porque esos funcionarios están empañando la gestión del Presidente”, sostuvo Rayo.
Manifestó que harán todo lo que esté a su alcance para recuperar sus puestos de trabajo, “porque la dirigencia sindical de Masaya es fuerte y no nos dejaremos vencer”.
Se conoció extraoficialmente que a nivel regional los despedidos ascienden a 300, de los que 33 fueron notificados en las oficinas centrales en Masaya. Sin embargo, la divulgadora de Enacal, Azucena Castillo, refirió que se está analizando la posibilidad de reintegro de 146 trabajadores en Granada, Masaya, Carazo y Rivas, debido a que algunos alegan haber estado enfermos.
Y es que la directora legal de la empresa aguadora, María Marvis Jirón, dijo el viernes pasado que la huelga de trabajadores fue declarada ilegal por el Ministerio del Trabajo, por lo que al menos unos 146 trabajadores podrían ser despedidos en las cuatro ciudades mencionadas si no se reintegraban a sus labores en 48 horas, ya que la empresa tuvo una pérdida de 303 mil córdobas, dijo.
(Con la colaboración de Nery García)