Nacional

Ministro del MTI acosa a sindicatos


Luis Alemán

Sindicalistas del Ministerio de Transporte e Infraestructura nuevamente amenazaron con paralizar las actividades en ese ente estatal ante lo que ellos consideran “una persecución peligrosa a la actividad sindical” de parte del ministro Fernando Martínez.
“Las acciones del ministro Martínez nos obligan a recurrir incluso de amparo ante el Tribunal de Apelaciones”, afirmó Álvaro Leiva Sánchez, Subdirector del Centro de Atención al Público del MTI y dirigente sindical.
Leiva Sánchez fue despedido el pasado viernes con una orden firmada por el licenciado Gustavo Guzmán Guillén, Director de Recursos Humanos y hasta hace poco tiempo Secretario de Asuntos Laborales del Sindicato de la Unión Nacional de Empleados.
“Me despiden violando el fuero sindical, pero además estoy acreditado por la Ley de Servicio Civil”, argumentó Leiva, quien aseguró que por una orden verbal del ministro Martínez fue revocada su carta de despido.
Pero no sólo Leiva Sánchez está en la mira de la administración del MTI, también fue despedido José David Hernández Calderón, oficial administrativo y directivo sindical, y el Delegado Departamental de Transporte Terrestre de Nueva Segovia.
También recibieron su carta de despido Javier Ruiz Álvarez, dirigente del Sindicato Independiente, y Gary Lambert Hooker, Delegado de la Dirección General de Transporte Terrestre en Puerto Cabezas.
Freddy Velásquez, dirigente del sindicato de trabajadores del MTI, denunció que hay 20 cartas de despido que serán enviadas a igual número de trabajadores. “Pero tenemos información de que en realidad existe una lista de más de 100 cartas de despido”, aseguró Velásquez.
Carlos Hernández Narváez, directivo del Sindicato de Trabajadores Sinatra, aseguró que el desprecio del ministro Martínez a todo lo que tenga que ver con sindicalismo queda en evidencia con el hecho de haber ordenado que no se atendiera a un equipo de inspectores del Ministerio del Trabajo que a solicitud de los sindicatos realizó una inspección para determinar si se cumple o no el Convenio Colectivo.
“Nos están cerrando todas las puertas de la negociación y no nos queda otro camino por ahora que recurrir de amparo ante el tribunal”, aseguró Velásquez, quien detalló que la próxima acción será un paro de labores.