Nacional

Alemán “enCENIsado”

* Se refugió en “defensa de los ahorrantes”, pero ni siquiera pudo explicar la ilegalidad del decreto que reformaba la Ley Orgánica del BCN * Tampoco pudo explicar los escandalosos intereses que Ramírez les estableció a los Cenis, y el pago a deudas de los bancos quebrados con instituciones internacionales * Al final se refugió en la protección de la Santísima Trinidad

El ex presidente y reo Arnoldo Alemán se quiso lavar ayer las manos en el escándalo de los Certificados Negociables de Inversión (Cenis), y sin mencionarlo explícitamente dejó caer la responsabilidad en su correligionario Noel Ramírez Sánchez, ex presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN) durante su periodo presidencial.
En su declaración ante las autoridades del Ministerio Público que investigan el proceso de emisión de los Cenis, sus escandalosos intereses, reclasificación de carteras y subasta de bienes provenientes de los bancos: Interbank, Bancafé, Banic y Bamer, llevados a liquidación forzosa entre 2000 y 2001, Alemán intentó deslindar las responsabilidades que tuvo como Presidente de la República.
Afirmó que emitió el decreto presidencial para proteger a los ahorrantes, porque en el año 2000 no existía seguro para la gente. “Fue una visión de estadista, se tuvo que tomar esa decisión para evitar un colapso económico y correr el riesgo de que se derrumbara la democracia incipiente”.
“Nosotros le dijimos a la Superintendencia de Bancos (SIB) que en base a la Ley de la SIB se emitiera lo que fuese bajo ley, y fueron la SIB y las juntas liquidadoras y administradoras las que tomaron las decisiones”, dijo Alemán.

Flagrantes contradicciones
Sin embargo, en el Acuerdo Presidencial 529-2000, Alemán ratifica la actuación del Ministerio de Hacienda y Crédito Público en lo que respecta al apoyo financiero al BCN en relación a las irregularidades del Grupo Consagro, del Interbank, con sus respectivas garantías y documentación.
Mediante el decreto instruyó al ministro de Hacienda a fin de que emitiera una garantía del Estado a favor del BCN, conforme a lo establecido en su Ley Orgánica, para cubrir los montos que no se lograran recuperar de la asistencia financiera otorgada y de otros costos incurridos mediante la cartera cedida.
Cuando le recordamos que la Ley Orgánica del BCN no faculta a sus autoridades a emitir Cenis por quiebras bancarias, y al autorizarlo él por decreto violó la ley, Alemán se limitó a responder: “Le dijimos a la SIB que se emitiera bajo ley lo que debía ser, y fue la SIB y las juntas liquidadoras y administradoras las que tomaron las decisiones”.
Le refutamos que por decreto reformó la Ley Orgánica del BCN, e insistió: “El decreto fue para pagar a ahorrantes, pero se pagó hasta créditos de instituciones bancarias internacionales, tarjetas de crédito, según un informe del economista Néstor Avendaño”.
El economista Adolfo Acevedo, de la Coordinadora Civil (CC), que ha realizado un análisis jurídico de todo el proceso bancario, afirmó que Alemán como Presidente no podía dar orden al BCN ni a la Superintendencia de Bancos, y al hacerlo reformaba la ley por decreto, y mucho menos podía convalidar los ofensivos intereses que Ramírez estableció para los Cenis.
Le recordamos a Alemán que fue el ex presidente del BCN Noel Ramírez quien tomó las decisiones con los banqueros, y respondió: “Tal vez hay que hacerle la pegunta directa; sólo emití un decreto para proteger a los ahorrantes, sólo dijimos: Sálvese al ahorro. Si tomaron decisiones otros, no sé”.

Todo sobre Ramírez
“Lo escrito, escrito está, sálvese al ahorrante”, dijo Alemán, pero el decreto 529-2000 no se refiere a la SIB, y por el contrario ratifica lo actuado por el Consejo Directivo del BCN, donde no sólo participaba Ramírez, sino que otros funcionarios de Gobierno y hasta un pariente político de Alemán.
Vale mencionar que durante toda su administración, y en años recientes, Alemán siempre defendió las actuaciones de todos sus funcionarios de Gobierno en el tema de las quiebras bancarias, especialmente a Ramírez.
Por su parte, el contralor colegiado Guillermo Argüello Poessy señaló a Ramírez como el único responsable de “la ilegal emisión” de los Cenis, debido a que lo hizo a sabiendas de que el Banco Central no tenía las facultades de emitir títulos para responder a necesidades bancarias de privados.
“La emisión de los Cenis fue ilegal aun cuando se hubiera cumplido con el decreto presidencial que ordenaba que se cubriera con ellos la brecha entre activos y pasivos proveniente de los ahorros de los cuenta-habientes, y máxime cuando después nos enteramos que se pagaron hasta deudas internacionales de los bancos quebrados”, dijo Argüello.
Indicó que “el doctor Ramírez sabía que lo que hacía era ilegal, y aun así se emitieron y ya no hablemos de lo que pasó después con la reclasificación de la cartera y las subastas”.
Manifestó que aunque la Asamblea Nacional ha decidido seguir pagando los Cenis, no quiere decir que sean legales. “Nacieron viciados y por tanto todo lo que se haga después es completamente ilegal, pero bueno, eso es decisión de los honorables diputados y del Gobierno”.
Alemán insistió en que el decreto fue para salvar al ahorrante y no para otras cosas, como pagar créditos de instituciones financieras internacionales y subastar bienes, esto último en alusión al ex ministro de Hacienda y Crédito Público Eduardo Montealegre.
“Me parece que el doctor Alemán confunde esos dos temas”, dijo Montealegre. “Para estar claros, mi papel como ex miembro del Consejo Directivo del Banco Central fue la aprobación del refinanciamiento de los Cenis emitidos en 2000 y 2001, y la aprobación de la decisión tomada por un comité de ventas del Banco Central sobre los activos residuales que no habían podido vender las juntas liquidadoras”, agregó Montealegre.
El legislador dijo entender que Alemán no acusó a nadie y que fue citado “para dar su versión como ex presidente de la República sobre su papel en todo este asunto”.
Además, añadió Montealegre, Alemán fue citado para ver su papel en la reclasificación de cartera que se finiquitó el 31 de diciembre de 2001, bajo su administración, lo que implicó una emisión adicional de Cenis.

Invoca hasta a la Santísima Trinidad
Vale mencionar que la reclasificación de la cartera de los bancos se efectuó entre los accionistas de los bancos adquirentes, Banpro, BDF y Bancentro, con las autoridades del BCN, presidido por Ramírez.
Alemán rechazó que haya hecho algún ofrecimiento al ex banquero Francisco Mayorga, y como es su costumbre, con la siguiente frase: “Si más fuerte venís, más fuerte es mi Dios, la Santísima Trinidad me libre de vos”, respondió que nunca ha tenido interés en ser banquero.

(Con la colaboración de Eduardo Marenco).