Nacional

Paros en Enacal


Carazo y Managua
Luego de haber recibido una notificación del Ministerio del Trabajo en que se califica de “ilegal” la huelga que tienen varios trabajadores de Enacal en las ciudades de Masaya, Jinotepe, Rivas y Granada, la directora legal de esta empresa estatal, María Marvis Jirón, les hizo un llamado para que regresen a sus labores, de lo contrario podrían cancelárseles sus contratos, explicó.
“La ley y el mismo Ministerio (del Trabajo) establecen que si dentro de 48 horas ellos (trabajadores) no se reintegran y no reinician labores, estamos en toda la potestad de cancelarles sus contratos... esperamos que ellos se reintegren, y hacemos un llamado a la sensatez”, dijo Marvis.
Mientras tanto, en Carazo varios trabajadores en huelga de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) amenazaron con suspender el suministro en todo el departamento en caso de que se mantenga lo que ellos dan por llamar persecución y represalias de parte de las autoridades nacionales, en especial de la presidenta ejecutiva, Ruth Selma Herrera.
Pedro Faustino Mojica, de la Central de Unidad Sindical (CAUS) en Carazo, dijo que la protesta involucra al 80% de los empleados de Carazo, o sea, unos 90 trabajadores que exigen, entre otras cosas, la vigencia del Convenio Colectivo en lo relacionado al pago de horas extras, entrega de anteojos, ayuda fúnebre y la entrega de equipos de protección, que según los sindicalistas, la Gerencia General de Enacal se niega ahora a reconocerles.
Carlos Matus Avellán, de la CTN, señaló por su parte que la protesta es nacional, pero que ha tenido más fuerza en la cuarta región, y señaló que la señora Herrera está pasando sobre los beneficios a los trabajadores y hasta de los sindicatos sandinistas, o blancos, que según dijo, quieren formar para debilitar a los sindicatos que ahora hacen resistencia y oposición a las nuevas políticas de la institución, que según Matus, son represivas para los trabajadores.
Enacal minimiza huelga
Sin embargo, Marvis minimizó la huelga al decir que sólo tienen registrados a 164 en paro de los 4 mil trabajadores que tiene Enacal, “que a la larga lo que persiguen es vulnerar los esfuerzos que estamos haciendo para reactivar la empresa para sacarla a flote”.
Agregó que el pasado 30 de marzo se suscribió y ratificó el Convenio Colectivo con tres sindicatos, entre ellos el sindicato “Francisco Joya Pichardo”, que representa al 70 por ciento de los trabajadores, lo que según Marvis, le da legitimidad porque se requiere de un 70 por ciento de los trabajadores para su ratificación.
Sindicalistas amenazan
Pero los sindicalistas de Carazo aseguran que si no hay arreglo y dejan de seguir llamándolos delincuentes y corruptos, entonces seguirán con la protesta, y hasta pueden cortar el servicio y dejar sin agua a los caraceños.
Con la colaboración de Martín Mulligan.