Nacional

¡Ojo con sus tarjetas!

* Capturados un salvadoreño y una nica, pero se persigue a toda la banda que venía operando * Hallan computadoras, cintas magnéticas, material plástico y los “skimer” que servían para grabar los datos de las tarjetas * Policía advierte que tienen reclutados a bomberos de gasolineras, cajeros y hasta empleados de bancos que recopilan las grabaciones de los “skimer”

Ernesto García

La Policía desmanteló ayer un “laboratorio” de clonación de tarjetas de crédito que funcionaba en el Reparto Altos de Motastepe, en el municipio de Ciudad Sandino, donde capturó a dos personas, uno de ellos el salvadoreño Pablo Enrique Castro Garay, de 42 años, alias “Chapita”.
Junto a “Chapita” también fue arrestada la nicaragüense Magiela Suyén Arróliga Valle, de 27 años, informó el subcomisionado Mario Díaz, de la Dirección de Delitos Económicos de la Policía.
A la pareja, que habitaba la casa número 73 del Reparto Altos de Motastepe, ubicado del kilómetro nueve de la carretera nueva a León un kilómetro al sur, le fueron encontrados computadoras, un “skimer”, cintas magnéticas y material plástico para clonar las tarjetas de crédito.
A los presuntos clonadores la Policía les ocupó documentos de identidad de distintos países, indicó el subcomisionado Díaz, así como 15 tarjetas falsificadas con los nombres de igual número de personas.
Una amplia red
Estos grupos delincuenciales “reclutan” a bomberos de gasolineras, cajeros de tiendas, restaurantes, casas comerciales y empleados de bancos y casas emisoras de tarjetas de crédito, señaló el subcomisionado Díaz.
Los reclutados son quienes ayudan a recopilar la información requerida para clonar las tarjetas de crédito. La información la obtienen utilizando el “skimer”, que es un aparato similar al ponchador de tarjetas, con el que graban los datos de la tarjeta a ser clonada.
Una vez “ponchada” la tarjeta en el “skimer” que está oculto cerca del ponchador de tarjetas, la información es pasada a una computadora donde se procede a bajar la misma información del aparato antes mencionado a través de un programa que manejan estos delincuentes cibernéticos.
Banca y comercio golpeados
Entre las instituciones financieras afectadas por este grupo de clonadores están Credomatic, Banco de Finanzas y Banco Uno, este último es el más afectado, indicaron las autoridades policiales.
El grupo delincuencial también “golpeó” el sector comercio, donde hicieron compras por miles de córdobas en bienes y servicios con las tarjetas clonadas.
“Llegaban a una tienda y compraban una computadora, cuyo valor es de dos mil dólares, y luego la vendían en mil”, explicó el subcomisionado Díaz.
La banda de “Chapita” está integrada por tres o seis sujetos más, y es uno de los tres grupos de clonadores de tarjetas de crédito de los que la Policía tiene información que operan en territorio nicaragüense.
Alertan a ONG
Las autoridades policiales también alertaron a los Organismos No Gubernamentales (ONG) para no seguir siendo víctimas de una banda de nigerianos que aliados con nicaragüenses han estafado a varias de esas instituciones.
Desde el año pasado a la fecha las autoridades policiales tiene reportado diez casos de estafas contra ONG, indicó el subcomisionado Díaz.
“La modalidad de robo se hace llamando a las ONG diciéndoles que tiene aprobaba la entrega de un donativo de vehículos o equipos de computación, pero previo pago de miles de dólares para el desaduanaje del donativo”, explicó el jefe policial.
Las ONG estafadas han perdido montos que oscilan entre los 2 mil y 6 mil dólares, dinero que ha sido depositado en cuentas en el exterior, donde es imposible recuperarlo, agregó Díaz.