Nacional

Nicaragua satisfecha con el FMI

El presidente del Banco Central estimó que las negociaciones se desarrollaron en un ambiente de normalidad y que en junio volverá otra misión técnica para continuar las pláticas.

Nicaragua finalizó una segunda ronda de negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) "satisfactoriamente", con vistas a la firma de un acuerdo económico trianual en un fecha aún no definida, según autoridades económicas.
"Desde el punto de vista nuestro, estamos muy bien (...) hemos logrado que ellos (FMI) entiendan que hay una nueva lógica en el actuar económico del país con el presidente (Daniel) Ortega", declaró el asesor económico del mandatario, Bayardo Arce.
Con las negociaciones de 10 días que comenzaron el 30 de abril, las autoridades nicaragüenses confiaban esclarecer con la misión del FMI, dirigida por Vikram Haksar, los términos del convenio económico por tres años, que el gobierno pretende sea el último que acuerda con el organismo financiero.
Solucionar problemas sociales
La "nueva lógica" del gobierno quiere hacer más hincapié en la solución de los problemas sociales que en los indicadores económicos, que según Arce, son válidos en tanto tengan una expresión social.
Con esa premisa, en el programa de 12 puntos -que no es de dominio público- que se le presentó al FMI ocho son temas sociales relacionados con la cobertura de salud, educación, servicios de agua y vacunación, agregó.
Los miembros de la delegación que regresa a Washington este viernes "van encantados" con los planteamientos del gobierno, según Arce.
"Lo primero que dicen es que les sorprendió gratamente que el gobierno les presente un programa (porque) ellos antes tenían que venir a hacérselo", comentó Arce.
En un comunicado difundido por la institución, ésta asegura que hubo "total acuerdo en la necesidad de reforzar las políticas contra la pobreza al mismo tiempo que la necesidad de preservar resultados macroeconómicos favorables". Algo, a lo que se ha comprometido el gobierno sandinista de Daniel Ortega, según el comunicado.
El presidente del Banco Central (BCN), Antenor Rosales, estimó por su parte, que las negociaciones se desarrollaron en un ambiente de normalidad y que en junio volverá otra misión técnica para continuar las pláticas.
El funcionario mencionó que aún no hay una fecha definitiva para la firma del acuerdo con el FMI, que facilitaría al país el acceso a la ayuda financiera de la comunidad internacional.
Diálogo abierto
El diálogo con la representación del FMI fue "muy abierto" y ellos han entendido los puntos de vista del gobierno, según Arce, quien destacó que "no tenemos prisa" para firmar el acuerdo.
El funcionario negó que países donantes condicionen la entrega de ayuda a que Nicaragua tenga un programa económico con el FMI. "Esa plata ya esta entrando" porque hay una valoración de que el país está manejando bien la economía, dijo.
Nicaragua culminó en diciembre su último programa con el FMI cuyo desempeño fue calificado de exitoso por el organismo, que valora que la situación económica del país es sólida.
Ortega ha dicho que el convenio económico que negocia con el FMI podría ser el último en acordar con el organismo para "liberar" a Nicaragua de su tutela económica antes de cinco años.
Desde 1990, el FMI tutela la economía nicaragüense que implicó la privatización de la banca, telecomunicaciones y de forma parcial la energía, así como fuertes restricciones del gasto público y control de la inflación, sistema cambiario y reservas internacionales, entre otros rubros.