Nacional

Corruptos sin amparo


El robo de la llave del sistema de digitalización que instala el personal a cargo del Proyecto de Modernización del Registro, se produce en medio de una investigación que realiza la Policía tras denuncias hechas por Aura Mercedes Calero Sieza, ex responsable de Archivo y Protocolo de esta entidad jurídica, quien admite haber recibido “coima” por el “agilizamiento” de la inscripción de una escritura e involucra a más de 10 empleados.
Entre los señalados figura la asistente del registrador Luis Alberto Bendaña y un hijo del magistrado Francisco Rosales.
Sin embargo, en un informe realizado por la delegada administrativa del Registro, Carmen Mora, sobre la denuncia que hizo la ex empleada Calero Sieza, no encuentra responsabilidades en los casos de la asistente del registrador Bendaña y del hijo del magistrado Rosales.
Al resto de los señalados se les encontró faltas, y unas tipificadas como muy graves, al extremo de que el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Manuel Martínez, anunció despidos para estos empleados. El registrador Bendaña aseguró no haber intervenido en este caso, para ello se nombró a la delegada administrativa del Registro, Carmen Mora.
“Cada uno de los empleados fue llamado, se les dio copia de lo que dijo la señora Aura Calero, se les dio copia de su informe, se les dio intervención, pero yo no tuve nada que ver en eso, porque yo no tengo que meterme”, expresó.
Según Bendaña, la investigación no ha concluido, por eso no se ha corrido a nadie.
“Como registrador es mi deber defender la institucionalidad y honradez de la institución. Yo no puedo amparar corruptos bajo ningún punto de vista, porque hoy vos y yo estamos hablando aquí de esto, y tal vez somos dueños de una propiedad, pero mañana podemos salir perjudicados, porque cualquier individuo de afuera te dice arrancame la página tal y te doy 500 dólares y te arrancan la página de tu propiedad. Lo que quiero es poner coto a este poco de sinvergüenzas”, indicó.
Después recordó la investigación de la Policía, la que determinará responsabilidades de carácter legal, incluso para la ex empleada Calero Sieza, quien hizo la denuncia.
Por su parte, los trabajadores del Registro iniciaron ayer una huelga de brazos caídos para que se cumpla con la firma del Convenio Colectivo 2007-2009.
Pero esta acción repentina se le atribuye a lo que está sucediendo en el Registro de la Propiedad, pues en comunicado emitido por los sindicalistas, expresan que se han violentado los derechos y beneficios de los trabajadores contemplados en el acta preliminar con el Ministerio del Trabajo, el cual establece que “no se podía realizar ningún despido, traslado o suspensión mientras no se notificara a la conciliadora del Ministerio del Trabajo.