Nacional

Experto critica secretismo decimonónico del Estado

* Javier Meléndez, del Instituto de Estudios Estratégicos, expresa preocupación por la peligrosa discrecionalidad informativa que quiere darse el cuerpo armado

Vladimir López

El Director Ejecutivo del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas, Ieepp, Javier Meléndez Quiñónez, expresó preocupación por la propuesta de moción presentada por el Ejército de Nicaragua al anteproyecto de Ley de Acceso a la Información Pública, dadas las excepcionalidades que en ella se establecen y “por los peligrosos márgenes de discrecionalidad que atentarían contra la administración transparente y democrática del sector Defensa”.
Meléndez explicó que el concepto de seguridad nacional que se presenta es sumamente amplio e impreciso. “Notamos que en ninguna parte del anteproyecto de Ley se define con precisión su contenido y alcance”
Señala que es prudente recordar, en este sentido, los constantes abusos que, en nombre de la seguridad nacional, se han cometido en contra de la libertad y la democracia a lo largo de la historia latinoamericana.
“Por tanto, las restricciones por motivos de seguridad nacional sólo deben ser válidas cuando estén orientadas a proteger la integridad territorial del país y en situaciones excepcionales de extrema violencia que representen un peligro real o inminente de colapso del orden democrático”, consideró.
¿Qué es seguridad regional?
Meléndez sostiene que si el concepto de seguridad nacional es ambiguo, mucho más es el de seguridad regional. “¿Quién y bajo qué criterios se define lo que es seguridad regional? ¿A qué seguridad regional nos referimos, a la de Centroamérica o a la del Hemisferio?, se preguntó.
Manifestó que no existe ningún precedente en la legislación comparada del continente, donde se establezca que la adquisición y destrucción de armamento, equipos, municiones y repuestos, sea considerada información restringida.
“Por el contrario, desde hace muchos años este tipo de información ha dejado de ser confidencial y exis-
ten una gran cantidad de instrumentos internacionales en el marco de Na-
ciones Unidas y a nivel hemisférico, orientados a promover la mayor transparencia posible al respecto”, destacó.
Apuntó que también preocupa que se esté introduciendo el concepto de “secreto regional”, más aún cuando la propuesta de Ley de Acceso a la Información Pública ni siquiera contempla la figura de secreto de Etado.
“No se conoce ningún tratado regional, al menos en el contexto centroamericano, que incluya dicho concepto. Peor aún, no se sabe de ninguna norma que regule el significado y el alcance del término secreto regional, lo cual podría significar que toda información que esté fuera del alcance de las excepcionalidades previas, sea incluida bajo esta figura y, por tanto, restringida al acceso público”, manifestó.
Una propuesta
Meléndez señaló que en interés de solucionar las imprecisiones que presenta la moción del Ejército de Nicaragua, el Ieepp, tomando como referencia diversas legislaciones sobre el tema en el hemisferio, propone que se considere como información pública reservada la que puede poner en riesgo la seguridad e integridad territorial del Estado y la defensa de la soberanía nacional.
Precisa que ese tipo de información debe estar vinculada a la que revele planes y estrategias de defensa militar o comunicaciones internas que se refieran a las mismas; planes, operaciones e informes de inteligencia militar y contrainteligencia militar; inventarios, características y ubicación de armamento, equipos, municiones y otros medios destinados para la defensa nacional, siempre y cuando éstos no generen peligro para la población civil, así como la localización de unidades militares de acceso restringido.
Apunta que en esa información reservada se pueden incluir los ejercicios militares destinados a elevar la capacidad combativa del Ejército de Nicaragua; los nombres y datos generales de los miembros integrantes de los cuerpos de inteligencia militar y de contrainteligencia militar; los planes de defensa de bases e instalaciones militares y planes de operaciones especiales propios de la función militar.