Nacional

Racionamientos hasta de cuatro horas al día

• Podría ponerse peor la situación en el resto del semestre, dice presidente de ENEL • Las justificaciones son las mismas: falta de agua en Apanás, no hay energía en Centroamérica, y planta Las Brisas fuera de servicio

Apagones de hasta cuatro horas al día comenzaron ayer en el país, debido a desperfectos técnicos en la planta Nicaragua, que provocó un déficit de 50 megavatios de electricidad. Los racionamientos se prologarán hasta el lunes o martes, anunció la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL).
Pero el problema podría extenderse, ya que Ernesto Martínez Tiffer, presidente de ENEL, pronosticó un panorama oscuro para lo que resta del primer semestre del año, por la fragilidad del sistema de generación eléctrica del país, que hará difícil evitar que los racionamientos continúen.
Martínez dijo que la “caótica” situación se debe al pronosticado retraso en la entrada del invierno, el bajo nivel de agua en Apanás, el fin de la zafra azucarera, que sacó del sistema 50 megavatios que producen los ingenios azucareros, y la poca o nula oferta de electricidad en el mercado centroamericano.
El funcionario señaló que las plantas generadoras venezolanas no pueden evitar los racionamientos, ya que aunque se está tratando de que operen al máximo para reducir los cortes, las mismas sólo sirven para trabajar en las horas pico, porque están capacitadas para funcionar entre tres y cinco horas al día.
“El racionamiento continuará por los próximos tres o cuatro días, pero podría durar más.
Es lastimoso que nos encontremos con esta situación energética. Prácticamente es un caos”…, expresó Tiffer, tras señalar que están priorizando proyectos hidroeléctricos para solucionar el problema en el mediano plazo.
Sólo tormentas podrían ayudar
El funcionario consideró preocupante la situación del lago Apanás, y responsabilizó al ex presidente Enrique Bolaños por la sobreexplotación de ese recurso para generar energía el año pasado, lo que provocó una fuerte reducción del nivel de agua.
Dijo que Apanás está casi 30 centímetros por debajo de lo que estaba el año pasado, y eso representa millones de metros cúbicos de agua menos.
Consideró que sólo un invierno anormal, caracterizado por la presencia de algunas tormentas tropicales, podría ayudar a recuperar con mayor rapidez el lago de Apanás, porque con inviernos normales la recuperación puede durar hasta tres años.
Culpó de la crisis a las administraciones anteriores, porque, según él, no invirtieron nada en mejorar la capacidad energética del país.
No hay energía en Centroamérica
Una de las salidas para evitar los racionamientos o disminuirlos, es comprar energía a los países vecinos, pero esto es cada vez más difícil, porque en la región no hay electricidad disponible.
Tiffer dijo que hasta Costa Rica, que basa la mayor parte de su generación en hidroeléctricas, está enfrentando racionamientos, algo que nunca se había visto.
Agregó que en las horas pico no existe disponibilidad de los países vecinos para vender electricidad, porque la están necesitando.
Jorge Katín, Gerente de Comunicación de la distribuidora de energía eléctrica, Unión Fenosa, dijo que luego de la salida de operaciones de la planta Nicaragua, esta empresa puso 30 mil dólares a disposición del Centro Nacional de Despacho de Carga para que comprara energía en el mercado de la región, sin embargo, ningún país ofreció energía.
Agregó que se tiene información de que Costa Rica ha tenido también problemas de déficit de energía, debido a que sus reservas hidroeléctricas están por debajo de su nivel normal, y este país ha estado comprando energía a otras naciones a un precio mucho más alto que el que Fenosa ofrece.
Según Katín, Costa Rica ofrece un precio aproximado de 180 dólares por megavatio hora, mientras que en Nicaragua no se puede ofrecer más de 151 dólares por megavatio, porque la ley no lo permite.
El presidente de ENEL, Ernesto Martínez Tiffer, dijo que esperan que para octubre o noviembre de este año entren a operar otros 60 megavatios de energía de las planta de full oil que serán instaladas en el país, las que serán suministradas por Venezuela y Cuba.
Problema temporal en Las Brisas
Ayer también salió de operaciones temporalmente una de las turbinas de la planta Las Brisas, lo que sacó del sistema otros 25 megavatios, pero el problema duró un poco más de dos horas.
Gabriel Alvarado, Director de Generación de ENEL, confirmó que una de las dos turbinas de Las Brisas salió de operaciones por el atraso del cargamento de combustible procedente de Corinto antes de las 12 del medio día, pero se logró solucionarlo a eso de las dos de la tarde.
La situación generó problemas al sector empresarial, en general, y al tráfico vehicular de la capital, por el congestionamiento de vehículos que se produjo en la mayoría de semáforos de la ciudad.