Nacional

Obando asume Comisión de Reconciliación, Paz y Justicia


El cardenal Miguel Obando y Bravo asumió hoy oficialmente la presidencia de la Comisión Nacional de Reconciliación y Paz, ante ex miembros de la Resistencia, ex miembros del ejército sandinista y funcionarios de distintos partidos, en un acto muy destacado en la Plaza de los No Alineados, Omar Torrijos.
El presidente Daniel Ortega firmó el documento para crear la “Comisión de Verificación Reconciliación, Paz y Justicia Miguel Obando y Bravo”, que tiene como objetivo garantizar el cumplimiento de compromisos del gobierno con desmovilizados del Ejército y la Contra, enfrentados militarmente en la década de 1980, quienes exigen tierras, créditos y otros beneficios para reinsertarse en condiciones dignas a la vida civil.
El cardenal Miguel Obando dijo, durante el acto, que esa entidad es sucesora de la comisión creada en 1982 y continuadora de los acuerdos de paz que se asumieron después de la guerra que sufrió el país en los ochentas.
El presidente Ortega calificó ese acto como "histórico" por el siginificado y la reunión de los "ex combatientes nicaragüenses".
El mandatario dijo que el nombre de la comisión fue cambiado a sugerencia de los obispos de Nicaragua en un comunicado emitido por los prelados el 21 de marzo pasado.
La instalación de esta Comisión fue precedida de una controversia ya que el cardenal Obando y Bravo fue un fuerte crítico de los sandinistas en los años 80, y ahora mantiene una relación cercana con el gobernante.
No devengará salario
También se debatió si el cardenal Obando y Bravo, como coordinador de la Comisión, desempeñará un cargo en el gobierno de Ortega, pero se aclaró que el prelado no devengará ningún salario y que lo hace a título personal.
Los obispos de la Conferencia Episcopal dejaron a Obando y Bravo en libertad de coordinar la comisión, pero los prelados enfatizaron que no se incorporarán a los trabajos del organismo, ya que ellos para hacer labor de reconciliación nacional no necesitan ser nombrados.
Ortega dijo que la Comisión creada hoy, no es una institución del gobierno y continuará los trabajos de otra creada con base a los acuerdos de paz de Esquipulas, Guatemala, el 7 de agosto de 1987.
Los miembros de esta comisión serán nombrados por el presidente Ortega, quien desde hoy dijo que el que representará a su gobierno en este organismo es Nelson Artola, presidente del Fondo Especial para la Emergencia Social (FISE).
Entre las personalidades que asistieron a la instalación de la comisión figuran el Nuncio Apostólico, monseñor Jean Paul Goebel, el presidente de la Asamblea Nacional, René Núñez, mandos de la policía y el jefe del Ejército, general Omar Halleslevens.
Aminta no asistió
Ortega aclaró que la jefa de la policía nacional, Aminta Granera, no asistió porque se encuentra realizando una gira por España, buscando ayuda para la institución.
El líder sandinista pidió a los nicaragüenses apoyar al cardenal Obando y Bravo en la labor que desempeñará, "que no es nada fácil", para solucionar de forma definitiva a las demandas de los ex combatientes.
Los acuerdos establecen que a estos ex combatientes hay que darles tierras, viviendas, créditos y otros beneficios para que en Nicaragua haya paz, reconciliación y justicia. La comisión formulará proyectos, políticas y programas que coadyuven al cumplimiento de los objetivos por los cual fue creada.
Nicaragua vivió una guerra civil entre marzo de 1982 y el 27 de junio de 1990 entre sandinistas, apoyados por la extinta Unión Soviética y Cuba, y los antiguos "contras" antisandinistas, respaldados por Estados Unidos.
Subir