Nacional

Investigan comunicación entre animales en Refugio Bartola

* Estudiantes de la Universidad de California permanecerán tres semanas

SAN CARLOS/RÍO SAN JUAN
Un grupo de estudiantes de la carrera de Biología Tropical de la Universidad de Los Ángeles, California, se trasladaron al Refugio de Bartola, ubicado al pie de la Reserva de Biosfera Indio Maíz, para realizar una investigación sobre la comunicación entre animales.
Entusiasmados y ávidos de conocer la biodiversidad que alberga esa zona de Trópico Húmedo en Río San Juan, el grupo compuesto por 22 personas, entre estudiantes, profesores, ayudantes y familiares, abordaron lanchas el pasado martes, y río abajo se enrumbaron al Refugio Bartola, que ofrece todas las condiciones para hospedarse y emprender la tarea profesional.
Peter M. Narins, profesor de Biología Tropical en la universidad estadounidense, quien junto al profesor Greg Grether, lideran al grupo, explicó que permanecerán tres semanas, período en que cada estudiante hará un proyecto de investigación sobre determinado animal: pueden ser pájaros, ranas o monos, entre otros.
“No vamos a matar a ningún animal, somos biólogos y estamos interesados en el animal vivo. La idea es entender al animal y su comportamiento en su medio ambiente”, precisó el profesor Narins.

Explorando la biodiversidad
El especialista en Biología Tropical dijo que seleccionaron el Refugio Bartola por referencia de dos profesores de la misma universidad que, en dos ocasiones, estuvieron en el lugar, “Bartola es ideal para entender el medio ambiente de los animales que queremos estudiar, no hay tráfico, es una selva tropical abundante, y tiene una biodiversidad, igual el hotel tiene buenas condiciones para el trabajo que vamos a realizar”, apuntó Narins.
Para este especialista, “la gente nicaragüense es muy simpática”, y expresó su ansiedad por explorar la diversidad que ofrece el Refugio de Vida Silvestre, y más aún, si pudiesen tener contacto con la Reserva de Biosfera Indio Maíz.
Refirió que ésta es la primera vez que visita Nicaragua, y que ha realizado igual práctica en dos ocasiones en Puerto Rico, tres veces en Costa Rica, y dos períodos en Tailandia. En este último país tuvieron la oportunidad de compartir experiencias entre estudiantes estadounidenses y tailandeses. Al respecto, manifestó su anhelo de haber querido vivir esa experiencia con alumnos nicaragüenses, pero reconoció que no fue posible establecer contactos.