Nacional

Maderero agraviado por denuncias a homónimos


Moises Centeno

Las Minas, Raan

El gerente general de la Industria Forestal del Atlántico, Sociedad Anónima (Inforasa), Juan José García Lanuza, no es la persona a la que se la atribuye el saqueo de caoba en la comunidad indígena Wasaking, municipio de Rosita, aclaran Justo Simón Thomson y Norman Fendly, síndico y juez comunal, respectivamente.
Los representantes de la mencionada comunidad sumu y pertenecientes a la rama tuahka, denunciaron en la edición del miércoles último, a un grupo de personas --entre ellos a un Juan José García--, habitante de la comunidad San José de Banacruz, como los individuos que, de forma furtiva, penetran a la reserva boscosa de Wasaking a cortar y comercializar la madera, principalmente la caoba.
El dueño de Inforasa, Juan José García Lanuza, también visitó EL NUEVO DIARIO para expresar que, con este homónimo, ya van dos casos en que las autoridades y relaciones comerciales presumen que su actuación en la actividad forestal es incorrecta.
Reseña que ha sido señalado por la Procuraduría Ambiental de introducir en su empresa más madera que la autorizada, por atribuirle a su persona la identidad del denunciado Juan García, un campesino de Kukalaya arriba, a quien se le autorizó aprovechar determinado volumen forestal con el permiso 05627.
El agraviado presentó documentos con los que demostró en un proceso administrativo la legalidad de sus operaciones, y así lo sustenta la resolución administrativa del Inafor DF II 01-2006.
También exhibe un legajo de papeles membretados del Inafor, del Fisco y de las alcaldías, que indican pagos de Inforasa por impuestos y aprovechamiento forestal.
“Toda la vida he trabajado de forma honesta y legal, y lo seguiré haciendo de esa manera, lo que pasa es que hay equivocadas percepciones de que las personas que trabajan en la madera son mafiosas, y eso no es así”, expresó.
García Lanuza asegura que los casos de los homónimos descritos y señalados en los medios de comunicación, le están causando serios perjuicios morales, que afectan a su familia, amistades y clientes nacionales e internacionales.