Nacional

Tema salario mínimo sigue caldeando clima laboral


Luis Alemán

El Consejo Permanente de los Trabajadores urgió una pronta solución al tema del salario mínimo, de lo contrario podría haber sorpresas, advirtió el secretario general de la Central de Trabajadores de Nicaragua Autónoma, Antonio Jarquín, miembro del equipo que negocia el salario mínimo.
Y aunque no detalló en qué consistirán las sorpresas, aseguró que el CPT no está interesado en tener problemas con el gobierno, pero señaló que el salario mínimo es un tema prioritario que deberá quedar resuelto la semana entrante.
Mientras tanto, Iván Acosta, Secretario General del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, confirmó que ese ministerio está trabajando en la búsqueda de fuentes de financiamiento para responder a la propuesta de un salario mínimo que responda a las necesidades de los trabajadores.
"El gobierno tiene la voluntad política de resolver el problema del salario mínimo", dijo Acosta, quien aseguró que la semana próxima el Ministerio de Hacienda presentará una propuesta definitiva. Acosta no dio mayores detalles sobre la propuesta del gobierno, sin embargo, expresó que podría ser mayor a la propuesta que orientó el presidente Ortega el pasado primero de mayo.
Hasta la semana pasada, el gobierno manejaba como propuesta un aumento del salario mínimo de un 10 por ciento del costo de la canasta básica, por debajo de la realizada por el sector empresarial, establecida en un 10.4 por ciento.

“Una payasada”
Para Jarquín, las reuniones que el Ministro de Hacienda sostuvo con el Frente Nacional de los Trabajadores "son una soberana payasada", en tanto lo que interesa a los trabajadores es establecer en cuánto será el nuevo salario mínimo y no de dónde saldrán los fondos. "Eso es una responsabilidad del gobierno y no de los trabajadores", dijo Jarquín.
Pero para Acosta, el trabajo de Hacienda hasta ahora está dirigido en definir de dónde saldrán los fondos y luego presentar a los trabajadores la nueva propuesta gubernamental. "El próximo miércoles sabrán la nueva propuesta", dijo Acosta.
Jarquín reiteró la posición del Congreso Permanente de los Trabajadores de una "propuesta razonable", en el sentido que el gobierno presente un monto considerable y luego se discuta un complemento. "Recordá que la Ley habla que son dos fechas para revisar el salario mínimo, la próxima convocatoria debería ser en el mes de agosto”.
El secretario de la CTN aseguró que la situación económica de los trabajadores es tal que se podría proponer un aumento que cubra la variación absoluta de la canasta básica, que alcanza unos 290 córdobas desde el mes de enero. "La gente espera que al menos le den eso", dijo Jarquín.
Pero el Frente Nacional de los Trabajadores mantiene que el incremento del salario mínimo debe ser del 25 por ciento del costo de la canasta básica. Oficialmente el Ministerio del Trabajo no ha convocado a una nueva sesión para discutir el salario mínimo, lo que ya está definido es una sesión de trabajo para el próximo lunes a las 10:00 a.m., pero para elegir a los delegados de Nicaragua en la Organización Internacional del Trabajo en Ginebra, confirmó Jarquín.