Nacional

Dos maestras en huelga de hambre

* Ambas tienen poco más de diez años de dar clases y se quejan amargamente del trato y del salario que están recibiendo

Dos maestras de Masaya iniciaron huelga de hambre en demanda de un aumento salarial y el pago del retroactivo. Alicia Gutiérrez y Erika González son docentes que tienen más de diez años en el magisterio, y esperan que su sacrificio tenga eco en el gobierno y se firmen acuerdos que beneficiarán a los 40 mil maestros del país.
Alicia Gutiérrez tiene 29 años de dar clases y es maestra de segundo grado de la escuela “Los Hermanos del Japón”, en Masaya. Dijo que tomó la decisión de iniciar la huelga de hambre porque es justa la lucha de los maestros de querer alcanzar un salario más digno.
En tanto, Erika González, quien tiene 11 años de labor docente, comentó que es madre de dos hijos en edad escolar, y aseguró que llegará hasta las últimas consecuencias, pues el salario de los maestros no alcanza ni los 200 dólares, a diferencia de los demás maestros de la región.

Reformas al Presupuesto
Por su parte, el dirigente de Anden, José Antonio Zepeda, dijo que demandará hoy al presidente Daniel Ortega en el acto de celebración del Día Internacional de los Trabajadores, que se firme un acuerdo de mejoras salariales al magisterio en base a reformas presupuestarias.
La propuesta de Anden es una reforma presupuestada con base en la sobre recaudación fiscal, condonación de la deuda externa, revisión de la deuda interna, reducción de exoneraciones de impuesto, pago de la cuota patronal del INSS de parte del Gobierno y una reforma tributaria. Zepeda indicó que esta reforma se podría hacer en octubre, pues así lo establecen las leyes del Presupuesto de la República.

De Castilla no se acuerda de que fue profesor
Erika González recordó que cuando el titular del Mined, Miguel De Castilla, fue su profesor de Sociología en la Facultad de Sociales en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua) a finales de los años 90, “decía que el día que llegáramos a ser profesionales teníamos que pelear por esta causa… pero ahora como gana más ya no se acuerda de que fue profesor”.
“¿Será justo que un mes de mi salario se lo gastan en un día? ¿Que con el sudor de mi frente me gano un salario miserable que no me da siquiera para ir con mi hijo al parque a tomarnos una gaseosa?”, se preguntó María Segunda Rocha, de la Escuela “Cristóbal Rugama”, quien añadió que al mandatario se le olvidaron las promesas de campaña. “Ahora nos llaman ‘coimeros’ y nos sigue manteniendo con hambre”, refirió.
Por su parte, Arsenio Vivas, dirigente de la Unidad Sindical Magisterial, responsabilizó al Gobierno de lo que le pase a las educadoras. “La salud de las maestras depende de la voluntad del Presidente de la República y de la del ministro De Castilla, sin embargo, se están haciendo de oídos sordos”. Unos 800 maestros marcharon desde la iglesia San Jerónimo hasta las instalaciones del Mined en apoyo a las maestras.

Carazo recrudece
lucha magisterial
Maestros caraceños recrudecieron desde ayer su lucha, en la víspera del Día Internacional del Trabajo. Los docentes salieron a las calles con mantas y pancartas y realizaron plantones a la entrada de la ciudad, obstruyendo por momentos el tráfico vehicular de San Marcos y Masatepe.
La protesta de los maestros, además del pago del retroactivo salarial, va más allá, porque en medio de la desesperación ante la falta de repuestas, pidieron a grito partido la inmediata destitución del ministro de Educación, Miguel Ángel De Castilla, tras estimar que existe una política de represalias en contra del gremio.
Marcos Salazar, del Instituto Juan XXIII, dijo que los maestros están heridos, pues nunca habían sido tratados con tanto desprecio. “Tenemos un ministro que para nada se preocupa por el gremio, que nos ve como peones o peor que eso. No se nos reconocen nuestros derechos, por eso estamos en las calles y estaremos el tiempo que sea necesario, a pesar de la política de represión que vivimos”, aseguró el docente.

Nandaime se suma
El sindicato de Anden del municipio de Nandaime se unió a la lucha magisterial, y según las palabras de la profesora Marianela López, respaldarán la huelga hasta las últimas consecuencias. Maestros nandaimeños que se encontraban reunidos en el Instituto “José Dolores Estrada”, tomaron esta decisión, ya que la lucha es propia, y porque antes de ser sindicalistas son educadores con las mismas necesidades.
La secretaria general de Anden municipal dijo que estaba consciente de que la decisión del sindicato a nivel municipal no era algo generalizado, sino a nivel nacional, y ellos como dirigentes no estaban de acuerdo con la posición que ha venido manejando la directiva nacional de su sindicato.
La posición fue recibida con beneplácito por la comunidad magisterial de Nandaime, según lo manifestaron los educadores María Elena Dávila, Edwin Aguirre y Marta Isabel Carranza, presentes en la reunión convocada por Anden Municipal.
(Con la colaboración de Alberto Cano y Verónica Salazar)