Nacional

Otra “madame” hace temblar a Washington

* Primero en caer fue Randall Tobias, ex director de la Agencia Internacional para el Desarrollo (Usaid), y la “señora” dice ante periodista que tiene lista “bien calificada” * Era también asesor en temas de ayuda contra el Sida y contra la prostitución, pero admitió a periodistas que “sólo recibía masajes” * Acusada dice que “su delito requiere cómplices”, y saca nombre de un cliente: un comandante autor de la doctrina militar de Bush

WASHINGTON / AFP
El desmantelamiento de una red de prostitución y el juicio de una supuesta intermediaria de lujo para clientes célebres, agita a la capital estadounidense tras la renuncia de un funcionario político salpicado por el escándalo.
El Departamento de Estado norteamericano anunció el viernes la dimisión inmediata y "por razones personales" del jefe de la Agencia para el Desarrollo Internacional (Usaid, por sus siglas en inglés), Randall Tobias, quien ocupaba el cargo desde enero de 2006.
"Randall Tobias informó hoy (ayer) a la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, que debía renunciar a su cargo de director (de la Usaid) de inmediato (...) por razones personales", anunció en un comunicado el portavoz Sean McCormack. Pero de acuerdo con la cadena televisiva ABC, Tobias renunció tras haber sido contactado por el canal, que investigaba una red de prostitución “de lujo” con sede en Washington.
La cadena ABC señaló que hizo la gestión tras haber obtenido la lista de las comunicaciones telefónicas de Deborah Jeane Palfrey, apodada "Madam DC", una mujer de 50 años acusada de extorsión y lavado de dinero por una corte federal en Washington.
Los mismos labios rojo carmesí y las mismas uñas rojo pasión. Palfrey, también conocida como Miz Julia, compareció ayer ante un tribunal federal de EU acusada de regentar un servicio de prostitución de lujo en Washington, y amenazó con revelar su lista de distinguidos clientes.

Ofrece lista de “clientes”
“Me acusan de conspiración y de crimen organizado, delitos que requieren cómplices y asociados”, dijo Palfrey. “Pero aquí me han traído sólo a mí, única acusada de delitos que no cometí”. “La Madam de Washington” ha activado a los correveidiles de la capital de la nación. Cuando fue acusada ofreció la lista de sus clientes al mejor postor. Hasta que un juez federal le advirtió de que el gobierno podía confiscar esa lista para uso en el juzgado.
Ayer Palfrey aseguró que esa opción estaba descartada “por miedo a que los nombres acabaran en manos de personas poco escrupulosas”. En lugar de venderlos, le ha dado todos y cada uno de los nombres y apellidos a la cadena de televisión ABC, que emitirá una entrevista con ella el próximo viernes. Eso sí, Palfrey ha advertido que puede facilitar esos nombres como testigos para su defensa.

“Fantasías de alto nivel”
Su actividad, bautizada "Pamela Martin y Asociados", y que funcionó de 1993 a 2006, era según Palfrey "una empresa de fantasías de alto nivel para adultos, que ofreció servicios eróticos y sexuales en toda legalidad durante sus 13 años de existencia".
Su residencia en California (oeste) fue embargada por las autoridades fiscales en octubre, y Palfrey ha estado desde entonces recolectando fondos para su defensa a través de su sitio web. Palfrey sostiene que su servicio de compañía proveía mujeres universitarias para juegos sexuales por 275 dólares la hora, en sesiones de 90 minutos, según informó este sábado el diario The Washington Post.
Los supuestos vínculos de Tobias con la empresa de Palfrey han repercutido particularmente entre quienes critican su postura en materia de prevención del Sida. Antes de dirigir la Usaid, Randall Tobias, ex directivo de la empresa farmacéutica Eli Lilly, había coordinado el programa estadounidense de ayuda internacional para la lucha contra el Sida, y se dio a conocer por sus llamados a la fidelidad y la abstinencia en detrimento del uso del preservativo.

“Sólo masajes, no hubo sexo”
Después de admitir a ABC que era un cliente habitual de la empresa Pamela Martin, en un intento desesperado de irse a casa con la conciencia tranquila, Tobias habló con el periodista Brian Ross, de ABC, para quejarse de que en realidad él sólo recibía masajes. “Las chicas venían a mi piso a darme masajes. No hubo sexo”, dijo.
Antes de que Tobias renunciara, el abogado de Palfrey, Montgomery Blair Sibley, dijo a la televisión que los nombres de los clientes de "Pamela Martin y Asociados" podrían ser revelados. "Es estadísticamente muy probable que haya una linda cantidad de nombres de personas muy influyentes que utilizaron sus servicios (de Palfrey), tanto en el seno del gobierno como del sector privado", dijo.
Según el Washington Post del sábado, el abogado dijo, además, "que fue contactado en los últimos días por cinco abogados que desean saber si el teléfono de sus clientes está en la lista de Palfrey, quien tiene entre 10,000 y 15,000 números de suscriptores entre 2002 y 2006".

Primeros nombres de la lista
Palfrey ya reveló uno de los nombres de esta lista, el del ex comandante de la marina Harlan Ullman --autor de parte de la doctrina militar del gobierno del presidente George W. Bush--, a quien calificó como un "cliente regular". Ullman rechazó estas acusaciones, e indicó recientemente a la cadena de noticias CNN que "no merecían una respuesta".
En tanto, “Miz Julia” ha aprovechado la salida de Tobias en beneficio propio. “El hecho de que el señor Tobias admitiera que al ser mi cliente estaba haciendo algo legal, confirma mi defensa de que yo regentaba un negocio sexual pero legal durante 13 años, desde 1993 a 2006. Estoy muy afectada por cómo el señor Tobias rechazó hacerlo público hasta ahora, con esta valiosísima prueba exculpatoria”.