Nacional

Colombia lista para audiencia por polémica con Nicaragua

El ministro de relaciones exteriores de Colombia expresó que están convencidos de que los títulos de Colombia son legítimos y se declara confiado en que la decisión sea favorable a su país.

El gobierno colombiano aseguró hoy que está "debidamente preparado" para afrontar en junio próximo las primeras audiencias de la Corte Internacional de Justicia de La Haya sobre el contencioso de límites promovido por Nicaragua.
Las vistas se llevarán a cabo del 4 al 8 de junio y se limitarán al estudio de las objeciones preliminares a la competencia de ese tribunal que Colombia presentó a mediados de 2003.
El ministro de Relaciones Exteriores, Fernando Araújo, explicó a la prensa en Bogotá que en estas audiencias "se va a ventilar" la postura de su país, que considera que la Corte de La Haya "no es competente para estudiar la demanda que Nicaragua ha interpuesto".
"Después de las audiencias, la Corte deberá dar un fallo en el sentido de si acepta las excepciones presentadas por Colombia o si las rechaza", dijo Araújo.
Confiados en decisión favorable
Aunque se declaró confiado en que la decisión sea favorable a su país, lo que traería como consecuencia el fin de este contencioso, el canciller sostuvo que en su país también están "preparados para enfrentar una demanda de fondo".
Las próximas audiencias forman parte del proceso sobre límites de Nicaragua con Colombia que la Corte de La Haya asumió tras la demanda que Managua interpuso en diciembre de 2001.
Con este contencioso, el país centroamericano busca que La Haya le reconozca la soberanía sobre un territorio de más de 50 mil kilómetros cuadrados en el mar Caribe y que comprende el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, distante más de mil 700 kilómetros al norte de Bogotá.
Según Nicaragua, el tratado bilateral de límites en esa área, que data de 1928, fue firmado cuando su país estaba invadido por tropas estadounidenses, por lo que lo declaró inválido.
Araújo ratificó que están "convencidos de que los títulos de Colombia (...) son títulos legítimos que no tienen ninguna discusión". Además de los tratados, agregó el canciller, Colombia ha mantenido una postura "tranquila y permanente", y ha ejercido de forma histórica la soberanía sobre esos territorios insulares.
Si La Haya "acepta nuestros argumentos, el caso se considera cerrado y no hay nuevas alternativas de discusión", dijo el canciller colombiano.