Nacional

Delgadillo “expuesto” a pagar sus “diente rubios”

* Intentó evadir responsabilidades por la “charanga” que hizo con fondos públicos * Sin embargo, magistrado del TAM dice que puede introducir otro recurso

Néstor Delgadillo, ex Director General del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), no corrigió las omisiones que el Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM) le señaló sobre el recurso de amparo que interpuso contra la Contraloría, para evitar enfrentarla por los señalamientos de malversación de fondos durante su administración.
De haberlo hecho, habría evitado que la Contraloría le estableciera presunción de responsabilidad penal por utilizar, para beneficio personal C$1,439,000 provenientes del erario, confirmaron documentos y Noel Rivera Gadea, magistrado de la Sala Civil Uno del TAM.
La Contraloría confirmó las anomalías cometidas por el funcionario de gobierno del ex presidente Enrique Bolaños, y que fueron publicadas por este rotativo en diciembre de 2006: pagos sin justificación en restaurantes; jugosos autopréstamos; reparaciones en su vehículo particular; compra de hermosos arreglos florales; y hasta gastos hospitalarios y de ortodoncia para el blanqueo de sus dientes.
Recientemente la Contraloría finalmente dictó presunción de responsabilidad penal en contra de Néstor Delgadillo, por el delito de malversación de fondos públicos.
El amparo de Delgadillo
Néstor Delgadillo Paguaga interpuso el 8 de enero pasado ante la Sala Civil Uno del TAM, un recurso de amparo en contra del Consejo Superior de la Contraloría, porque aseguraba que éste le dictaría presunción penal por su actuación en el INEC, “sin considerar que soy diputado suplente” ante la Asamblea Nacional.
Delgadillo, además de ser el titular del INEC durante la Administración anterior, era diputado suplente de Carlos Gadea Avilés, por el departamento de Nueva Segovia, por el PLC.
“Y que como tal, gozo del privilegio de la inmunidad, que es un impedimento prohibitivo y que constituye un óbice de procedibilidad para cualquier autoridad, de iniciar cualquier proceso en mi contra, desde antes de cesar en el cargo”, argumentó Delgadillo Paguaga.
El ex funcionario se refirió también en su recurso de amparo, a declaraciones que brindara el contralor Luis Ángel Montenegro, sobre la posible presunción penal en su contra, y las cuales calificó “tendenciosas” y de haber sido emitidas “a priori”.
“Como consecuencia de estas declaraciones dolosas vertidas en EL NUEVO DIARIO, y en los canales de televisión de este país, se produjo un daño directo a mi señora madre, a mi integridad moral y a mi reputación”, expresó Delgadillo en el documento.
El ex funcionario pidió al TAM la admisión y el trámite de dicho recurso de amparo, “ordenando la suspensión de los procesos contables que me agravian y vulneran la Constitución Política”.
No corrigió omisiones
Pero el 15 de febrero de 2007, poco más de un mes después de que Delgadillo interpuso su recurso, la Sala Civil Uno del TAM le informó por medio de una notificación que tenía cinco días para corregir las omisiones detectadas en su escrito.
¿Cuáles eran estas omisiones?
De acuerdo con dicha notificación, se le previno a Delgadillo para que “dentro de cinco días después de notificado este auto, acompañe la resolución en contra de la que recurre (la Contraloría) y su notificación, y demuestre el agotamiento de la vía administrativa ante las autoridades correspondientes, acompañando sus resoluciones y notificaciones respectivas”.
“En vista de que se trataba de una simple amenaza lo mandamos a llenar requisitos que establece la Ley de Amparo, en los artículos 27 y 28, dándole un término de cinco días para que presentara las omisiones que había cometido en el recurso de amparo, pero él no cumplió estos requisitos que debían llenarse”, detalló Noel Rivera Gadea, magistrado del TAM.
“El tribunal resolvió que en virtud de no haber cumplido con las omisiones señaladas, se tomaba como un amparo no interpuesto”, declaró el magistrado.
¿Habría tenido algún efecto el recurso de amparo?
Claro que sí. En el momento en que él interpone el amparo, por ser diputado suplente, y si hubiera existido una resolución de la Contraloría, nosotros hubiéramos admitido el amparo, y hubiéramos mandado a suspender la resolución de la Contraloría. Pero la resolución de la Contraloría salió posterior a cuando se le venció el período del 10 de enero como diputado suplente, y por lo tanto la Contraloría no necesitaba que se le quitara la inmunidad para seguir conociendo el caso. Pero ese amparo queda aquí archivado, y no tiene ningún efecto.
Puede meter otro recurso de amparo
Sin embargo, el magistrado aclaró que Delgadillo está en su derecho de interponer otro recurso de amparo, en vista de que han surgido nuevos elementos, como la existencia de una resolución firme de parte de la Contraloría por presunción de responsabilidad penal, y de que ya no es diputado suplente.
“Lo puede meter, pero la sala tendrá que analizarlo”, dijo Rivera Gadea. El magistrado señaló, sin embargo, que hasta el pasado viernes no conocía de algún nuevo recurso interpuesto por Néstor Delgadillo.
Intentamos comunicarnos con Néstor Delgadillo, pero no respondió los mensajes que dejamos en su teléfono celular.