Nacional

Buscan pistas y enlaces entre estafa y asesinato


Managua y Chontales
El subcomisionado Leonidas Roque, jefe de auxilio judicial de la Estación Seis de Policía de Managua, afirmó ayer que no descartan nada y van a investigar si existe relación entre el crimen del ganadero Emilio Toledo y la denuncia que Yuri Centeno Peralta interpuso contra éste y dos personas más por presunta estafa.
El crimen de Toledo ocurrió el pasado miércoles 25 en Chontales, el mismo día en que Centeno Peralta interpuso una denuncia por presunta estafa en Managua en contra de éste y dos comerciantes.
Al ser preguntado si existe relación entre el crimen de Toledo y la estafa denunciada por Centeno Peralta en Managua, Roque dijo que una vez que decidan qué rumbo tomará la supuesta estafa procederán a averiguar si existe relación entre el crimen en Chontales y la denuncia presentada en la Estación Seis.
“Nosotros no descartamos nada y vamos a investigar si existe relación entre un caso y otro”, sentenció el subocomisionado Roque, quien dijo que en las próximas horas decidirán si la denuncian por la supuesta estafa interpuesta por Centeno Peralta, hijo de Alex Centeno Roque, es cerrada por la vía administrativa o remitida al Ministerio Público.
Pasaría a vía civil
Indicó que la denuncia por estafa puesta en Managua, podría convertirse en un asunto de la vía civil, porque la empresa Granos de Nicaragua S.A (Grabanicsa) llegó a un acuerdo con El Nuevo Carnic, para el pago de los cuatro millones de córdobas.
Yuri Centeno Roque es el presidente de Granos de Nicaragua S.A. (Grabanicsa), y fue quien denunció el pasado miércoles haber sido estafado por el asesinado Emilio Toledo, por Hernaldo Amador Sobalvarro, Alfonso Amador Pérez y Edwin Noel Ortega.
Un equipo de Auxilio Judicial compuesto por 15 policías a cargo del subdirector de la Policía de Chontales, comisionado Ramón Calderón, se encuentra en el municipio de Santo Domingo, recogiendo las pruebas necesarias que ayuden a esclarecer la muerte del ganadero y comerciante Emilio Toledo, de 53 años, quien fue acribillado a balazos la tarde de este miércoles cerca de la comunidad de Dos Bocas, en esa localidad.
Según las pesquisas policiales, los dos atracantes encapuchados sólo se le llevaron a Toledo dos millones de córdobas, porque de un cheque de cuatro millones que él cambió, ya había pagado a unos dueños de ganado un millón de córdobas.
Lo acompañaba esposa y dio raid
El ganadero se hacia acompañar de su compañera de vida Karina Membreño, de 33 años, con quien viajaba ese día a la comunidad de Los Chinamos, a pagar el resto de dinero de un ganado comercializado. En el camino dio raid a una señora y a un niño, quienes hasta hoy son los únicos testigos con los que cuenta la Policía para esclarecer el hecho.
Todo hace indicar que los asaltantes llevaban consigo fusiles AK con los que realizaron cuatro disparos, de los que tres impactaron en la humanidad de Toledo, los que le penetraron en el costado izquierdo con orificio de salida en el costado derecho, lo que le segó la vida al instante, y al tener neutralizada a la víctima, procedieron a quitarle el dinero a la acompañante.
La Policía está tras la captura de uno de los sospechosos, de quien no quisieron dar mayores datos para no estropear las investigaciones, y a más tardar este sábado, estarán pasando todos los elementos de prueba al Ministerio Público, para castigar a los culpables.