Nacional

Fijan fecha de juicio a sicarios mexicanos

* Jueza desestima alegatos de abogado defensor de narcotraficantes

La juez de Distrito Penal de Audiencias del municipio de Tipitapa, Victoria López, remitió a juicio oral y público para el próximo 20 de junio a seis mexicanos y 18 nicaragüenses, a quienes la Fiscalía les imputa la presunta autoría del delito de financiamiento de actividades de narcotráfico.
En la resolución dada a conocer por la judicial minutos después de la siete de la noche, se establece que los mexicanos José Juvenal Mendoza González, Luis Ángel Vale Serrano, Jesús Javier Flores Vega, Arturo Ramón Gaspar Rubio, Juan Rosales Castañeda y David Ricardo Alvarado Zazueta, y los nicaragüenses Carlos Cisnado Pasos, Juan Pablo Cruz y Víctor Bonifacio Herrera Lanzas, son presuntos coautores del delito antes referido.
Los seis mexicanos detenidos son considerados por las autoridades sicarios del Cártel de Sinaloa, y su misión en el país era también la de ejecutar a varios delincuentes que habían robado droga al cártel y un atentado contra la directora de la Policía Nacional.
Mientras los otros nueve nicaragüenses, en su mayoría campesinos que trabajaban en la fina La Ceiba, donde se construyó una pista clandestina para el aterrizaje de aviones, enfrentarán juicio en calidad de cooperadores necesarios, como lo solicitó el Ministerio Público.
Jueza rechaza peticiones de abogados
Antes de elevar la causa a juicio, la judicial rechazó todos los incidentes de nulidad y las peticiones de sobreseimiento definitivo que los abogados de los acusados promovieron.
Hubo incidentes como falta de competencia por territorialidad, alegado por el abogado Harlan Vladimir Huete, quien pidió que el juicio fuera llevado a Matagalpa, pero fue rechazado por la judicial.
Huete sustentó su alegato en el hecho de que para allanar la finca donde se construyó la pista, la Policía se valió de una orden de allanamiento emitida por la jueza primero penal de Audiencia de Matagalpa.
Sin embargo, la jueza Victoria López rechazó este alegato, manifestando que lo ordenado por su colega matagalpina era un acto “investigativo y no procesal”.
En la única petición que tuvieron éxito los abogados defensores fue en la solicitud de que todos los procesados sean trasladados a la Cárcel Modelo de Tipitapa, pues alegaron que los estaban interrogando hasta anoche en la Dirección de Auxilio Judicial, donde permanecían en condiciones inhumanas.
Mexicanos a dos juicios
En horas tempranas de la tarde, la misma juez programó para el cuatro de julio próximo la realización del juicio oral y público en contra de cinco de los seis mexicanos, presuntos miembros del Cártel de Sinaloa, capturados el pasado 13 de abril cuando se movilizaban en un vehículo sobre la Carretera Panamericana Norte.
Los mexicanos José Juvenal Mendoza González, Luis Ángel Vale Serrano, Jesús Javier Flores Vega, Arturo Ramón Gaspar Rubio y Juan Rosales Castañeda, deberán esperar en prisión la realización del juicio oral, debido a que la judicial dispuso mantener la medida cautelar de prisión preventiva, según quedó establecido en el acta de la audiencia inicial realizada ayer.
La judicial basó su decisión sobre la medida cautelar, en que los cinco detenidos no tienen arraigo en el país, y porque podrían coaccionar a los testigos para que no se presenten a declarar durante el juicio oral y público.
Durante la realización de la audiencia inicial, la fiscal Georgina Murillo Acuña, en el intercambio de información, presentó un listado de testigos que presentará durante el juicio oral y público, así como pruebas documentales y periciales que según ella, confirman la participación de los acusados en los delitos por el cual son procesados.
La fiscal solicitó a la judicial modificar la tipificación del delito de cohecho con la modalidad de activo, pero la juez dispuso mantener la tipificación inicial de cohecho, soborno, atentar contra la autoridad y sus agentes, portación ilegal de armas y asociación ilícita para delinquir en perjuicio de los oficiales de Policía, Daniel Isaac López Benavides, Pedro Pablo Suárez y Luis Heriberto Vega, y en perjuicio del Estado de Nicaragua.
La juez López también envió oficio a la Dirección de Auxilio Judicial para que ponga a la orden del juez de Juicio a los detenidos, y mandó a citar a los testigos propuestos por el Ministerio Público.
La defensa
El abogado Ramón Rojas, en representación de dos de los cinco mexicanos detenidos, pidió a la judicial que desestimara la acusación, en tanto no se podía repartir el delito de portación ilegal de armas entre todos los acusados.
“Es un delito exclusivo de una persona”, argumentó Rojas, quien aseguró que en la acusación del Ministerio Público no existían elementos probatorios que determinen que todos los detenidos portaban armas, y que todos al momento del hecho designaron a una persona para que atentara contra los agentes, por lo que tampoco se podía acusar a todos los detenidos por el delito de atentar contra la autoridad. Tales argumentos no fueron admitidos por la juez López.
Los mexicanos se movilizaban en un vehículo Mitsubishi placas M090598. A dos de ellos, José Juvenal Mendoza y a Luis Serrano, les ocuparon dos armas, mismas que serán presentadas como piezas de convicción durante el juicio oral.
También serán presentados como pruebas periciales los resultados de una prueba de Ioscan realizada a la camioneta y en la que se encontraron partículas de cocaína.