Nacional

Operación tenaza

*** Aún se desconoce el peso total del cargamento, cuyo valor fue calculado en unos 40 millones de dólares por las autoridades *** Hubo persecución a balazos y con disparos de granadas M-79 en el océano, y por poco hunden lancha de los narcos

Heberto Rodríguez

Un total de 1,857 paquetes de cocaína venían en los 89 sacos encontrados en la lancha de cuatro motores con 200 caballos de fuerza cada uno, interceptada el pasado martes por agentes policiales en las costas del Pacífico, donde viajaban cuatro colombianos y un guatemalteco, los que posiblemente serán acusados hoy por el delito de tráfico internacional de estupefacientes.
La captura de la lancha de más de 50 pies de largo tuvo ribetes espectaculares, y prácticamente la Policía Nacional, alertada por información de inteligencia, organizó una operación tenaza con cuatro medios acuáticos.
Cada paquete de cocaína equivale a un poco más de un kilo. No obstante, hasta la hora de nuestro cierre la Policía Nacional y el Ministerio Público no habían determinado el peso de toda la droga incautada.
Los colombianos Francisco Rosales Hinojosa, de 50 años; Manuel Isaac López Hinojosa y Carlos Alberto Serrano Hurtado, ambos de 34 años; Jean Rentaría Alboreda, de 31 años, y el guatemalteco Juan Ramón Rodríguez González, de 30 años, son las personas que fueron capturadas en una operación policial denominada “El Gladiador”.
De Colombia a Guatemala
Según la Policía, estos sujetos pertenecen a una agrupación que se encarga del transporte de la droga de Colombia a Guatemala. Ellos fueron capturados a 40 millas de las costas de Masachapa, aunque existen versiones extraoficiales que aseguran fue más adelante.
Supuestamente primero se produjo una larga persecución, y al no poder darle alcance a la embarcación por la potencia de sus motores, los comandos tuvieron que utilizar lanzagranadas M-79 (conocidos como “monos”) y fusiles AK para lograr la detención de la misma.
“Si por poco le damos vuelta a la lancha, vieras cómo coleó”, reveló a EL NUEVO DIARIO uno de los agentes que participó en la operación.
Por su parte, el jefe de la División de Relaciones Públicas, comisionado mayor Alonso Sevilla, explicó ayer que estos elementos salen de Colombia, pasan por Panamá, Costa Rica --específicamente por puerto Soley-- e ingresan a Nicaragua en la costa del Pacífico y se dirigen a Guatemala, donde recibe la droga otra agrupación que se encarga de conducirla hacia Norteamérica.
“La Policía ha venido desarrollando el plan de medidas de descubrimiento, consistente en trabajo de inteligencia que le da seguimiento a todo los grupos que pasan con droga por el Pacífico, y ese grupo es uno de ellos. Nosotros utilizamos en esta operación cuatro medios acuáticos”, agregó.
Luego apuntó que en Estado Unidos --el mercado principal de la cocaína--, el precio se diferencia según en el estado donde se vende, y el mismo oscilan entre 30 y 70 mil dólares el kilo.
40 millones de dólares
“Si nosotros ponemos una media de 40 mil dólares, hablamos que en mil kilos son 40 millones de dólares. Eso significa económicamente el despojo que se le hace a esta delincuencia organizada con estos quiebres que la Policía Nacional realiza”, aseguró.
La Policía ayer mismo puso a la orden del Ministerio Público el informe de toda la operación. Los detenidos y la droga fueron trasladados a la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ).
“Bueno, recordá que en San Rafael Sur --jurisdicción a la cual pertenece Masachapa-- no hay juez de Distrito, y en el caso del tráfico internacional es competencia de un Juzgado de Distrito”, sostuvo.
Sobre el retraso en el dato final del pesaje, Sevilla argumentó que se trata de una buena cantidad de droga, y se comenzó el conteo hasta la media noche del martes.
Además, alegó: “No queremos dar lugar a que puedan argumentar ellos situaciones anómalas en el proceso investigativo, estamos haciendo todo de manera que sea un trabajo bien presentado”.