Nacional

Maestras abusaban a pequeños alumnos

*** Dos educadoras están a punto de jubilarse, lo que no fue impedimento para participar en sesiones aberrantes con niños de entre 5 y 10 años *** Los sacaban de clases y los hacían participar en filmaciones eróticas, para después ser forzados sexualmente *** Junto a maestros participaban una conserje y un creador de programas de televisión

Milán / EL PAÍS
Seis personas fueron arrestadas el martes en una localidad cerca de Roma, acusadas de haber narcotizado a niños de entre 5 y 10 años para abusar sexualmente de ellos durante el horario escolar. Los detenidos son tres maestras de la escuela --una de ellas a punto de jubilarse--, el marido de otra --creador de programas televisivos para niños--, la conserje del colegio y el empleado de una gasolinera.
Los hechos se produjeron en la escuela de Rignano Flaminia, cerca de Roma. Según los investigadores de los carabinieri, los acusados solían llevar en un microbús a un grupo de 15 niños a un local propiedad de una de las maestras. En este lugar, el marido de una de las acusadas (un ex creador de programas de televisión de la RAI, que pasó después a trabajar para una televisión local, según fuentes citadas por Il Corriere della Sera) los grababa mientras se veían obligados a participar en juegos eróticos y se abusaba sexualmente de ellos.
El empleado de la gasolinera, un joven cingalés, habría sido el actor de las películas realizadas. Se desconoce si los productos han sido vendidos o distribuidos por Internet. El autor de programas de televisión, de 56 años, es conocido en Italia por haber creado programas para niños como Solletico y Uno per Uno.
Los sacaban de clases
Los hechos se producían por la mañana, cuando los niños tendrían que haber estado en clase. Dos de las maestras son abuelas de niños de la misma edad de sus víctimas. Una de ellas estaba a punto de jubilarse.
Las investigaciones empezaron el verano pasado tras las denuncias de algunas familias. Los padres se habían preocupado por algunos comportamientos insólitos de los hijos: con frecuencia, aparecían en sus dibujos órganos genitales de ambos sexos. Además, los niños tenían crisis de pánico antes de entrar en la escuela o, a veces, volvían a sus casas en estado de nerviosismo o confusión.
El caso saltó a la prensa en octubre pasado, cuando los carabinieri entraron en la escuela materna local, y llevaron a testificar a las dos maestras y a la empleada de la limpieza, quienes fueron interrogadas durante horas, pero siempre se declararon inocentes.
Tienen defensores en comunidad
El caso dividió en dos a los 7,000 habitantes del pueblo. No faltan, en la pequeña comunidad, los defensores de las maestras, que llevan trabajando más de 20 años. ‘Estoy segura de la inocencia de mis colegas’, ha dicho a Il Corriere della Sera Pasqualina Pellegrino, quien enseñó también en la misma escuela.
La madre de una niña de cuatro años que tiene como profesora a una de las detenidas, ha elogiado su trabajo. ‘Ha educado prácticamente a tres generaciones de niños. Mi hija va al colegio con muchas ganas, y nunca he tenido ningún problema’, ha declarado a La Repubblica.
Unas palabras que no convencen a las madres afectadas: ‘Nos hicieron pasar por locas, nos acusaron de estropear la vida de personas bien’, ha declarado una de ellas, ‘ahora todos nos deben excusas, empezando por las autoridades’. El Ayuntamiento y la escuela habían aislado aún más las familias de las víctimas, según esta madre.
‘También el alcalde del pueblo se refugió detrás de la lentitud de los avances de la investigación’, añadió, ‘y el Ministerio de Educación ordenó una inspección sólo porque fuimos a pedírsela a través de una solicitación formal’. Las familias se quejan de que ni siquiera después de las investigaciones de octubre, las acusadas hayan sido apartadas de sus puestos de trabajo.