Nacional

Rusos interesados en construcción de canal interoceánico

El primer vicepresidente del Parlamento de Rusia habló con el presidente Daniel Ortega y le expresó la posibilidad de colaborar en la construcción del Canal Interoceánico.

Una delegación del Parlamento de Rusia que visita el país expresó hoy interés en brindar cooperación para la construcción de un canal interoceánico en este país centroamericano.
El primer vicepresidente del Parlamento de Rusia (Duma), Sergei Babúrin, visitó hoy al presidente Daniel Ortega, a quien habló de la posibilidad de colaborar en esa obra, en lo que los sandinistas han manifestado interés.
La delegación de ocho legisladores rusos la integran representantes de los principales partidos de esa nación, quienes finalizan mañana su estancia en Nicaragua. “Países lejanos, corazones cercanos”
"Nuestros países están (geográficamente) lejanos por muchos kilómetros de distancia, pero nuestros corazones están muy cercanos y tratamos de conocer qué se puede hacer para que estemos más cercanos uno al lado del otro", dijo el líder parlamentario ruso.
Agregó que por eso los rusos están dispuestos a hacer lo que sea necesario para el desarrollo de las relaciones económicas y comerciales, así como la cooperación en el campo de la energía. "Esta disposición incluye la posible cooperación en la realización del proyecto del canal interoceánico en lo que Rusia tiene gran experiencia", enfatizó Babúrin en la sede del partido sandinista, donde también se ubica la residencia de Ortega. Cooperación en los campos agropecuarios
La misión de parlamentarios rusos se reunió ayer con el presidente de la Asamblea Nacional, René Núñez, con el que también hablaron de impulsar la , sin descartar el militar.
También se ha reunido con autoridades del Instituto Nicaragüense de Turismo. Ortega, por su lado, dijo que el pueblo nicaragüense no olvidará jamás lo que fue la cooperación solidaria y con justicia y sin condiciones de la extinta Unión Soviética en los años 80.
Según Ortega, su país y la Unión Soviética establecieron un "comercio justo, tomando en cuenta las diferencias entre las economías de ambos países, lo que permitió al pueblo nicaragüense, en años difíciles por la guerra, acceder a la educación, la salud y actividades productivas y la defensa del país".
El enemigo es la pobreza
El líder sandinista añadió que ahora el enemigo en su país sigue siendo el mismo "la pobreza, miseria, la falta de acceso a la educación y la salud, el analfabetismo que ha aumentado". Ortega, otra vez arremetió contra el neoliberalismo y el "capitalismo salvaje" que no han podido solucionar los problemas sociales en América Latina.