Nacional

La “Nicaragüita” de Guatemala

* Las ventas de productos de Nicaragua prosperan cada día en el Centro Histórico de la capital chapina * Con nuestro periódico, los nicas buscan el pinolillo, chile, chorizo y cuajadas

El Periódico
“El Nuevo Diario y una libra de queso ahumado”, pide el comprador.
“Son Q25.00”, es la respuesta. Ventas como ésta se hacen a diario en el centro capitalino guatemalteco dentro del área conocida desde hace algún tiempo como “La Nicaragüita”.
Un sector temido por muchos, pero añorado por otros que buscan conseguir productos nostálgicos como dulces típicos, pinolillo, chile, chorizo y cuajaditas. “La Nicaragüita”, en la 15 calle y 9a. avenida, con sus múltiples comedores conocidos por su gallopinto, vaho (plátano, yuca y carne seca) y nacatamales, se mantiene concurrida de transeúntes y de comensales nicaragüenses, guatemaltecos y uno que otro español atraídos por el sabor típico de los platillos o de una cerveza Toña.
Al filo de las 12:00, todos los días de la semana ingresan tres buses extraurbanos, en su mayoría camionetas con parrilla, que han salido a las 5:00 de la mañana desde Managua, la capital nicaragüense, y de los departamentos de León y Chinandega.
Cada bus trae unos 20 pasajeros que se quedan en el país uno o dos días, ya que en su mayoría son buhoneros o comerciantes que viajan hasta Guatemala para adquirir ropa, toallas, zapatos y mercadería que puedan revender en su país.
Otros viajeros vienen como turistas atraídos por los centros comerciales guatemaltecos más que por los paisajes; y hay quienes lo que buscan es pasar “al otro lado” y alcanzar el sueño americano, según reconoce Néstor García, coordinador de una de las excursiones.
El costo del pasaje de Nicaragua a Guatemala es de US$25 por el viaje, que suele durar siete horas para atravesar las fronteras centroamericanas, explica Reyneiro Correa, un nicaragüense que trabaja en el sector.
Son… muchos
El paso de los excursionistas y la incierta cantidad de nicaragüenses radicados en Guatemala genera tanta actividad comercial en la zona, que cada vez son más los locales y puestos en las aceras que atienden a la numerosa y bullanguera clientela.
Los nicaragüenses registrados legalmente ante la embajada, apenas suman unas 40 personas, afirma Lesbia de Medal, asistente de la sede diplomática. La mayoría son ilegales que hacen trabajos temporales, y los que se registran son los empresarios, añade.
Así que no hay forma de saber cuántos nicaragüenses hay en territorio guatemalteco.
Lo que sí es seguro, es que todos conocen “La Nicaragüita”, incluida la asistente de la embajada, quien reconoce que acude al lugar a comprar los famosos quesos.
Carolina Molina, dependiente de Nica-Envíos, un pequeño puesto para envíos de remesas y encomiendas a Nicaragua, Costa Rica y Estados Unidos, también atiende una de las pequeñas ventas en las que se ofrece variedad de quesos, café instantáneo, Kola Shaler (“la cola nica”), dulces típicos y una vez por semana los ejemplares de El Nuevo Diario.
redaccion@elperiodico.com.gt