Nacional

Cae banda con mayor carga de cocaína en Costa Rica

T Los detenidos forman parte de una banda que trafica armas desde Nicaragua hasta Colombia, y un holandés y un austriaco lograron salir un día antes para Alemania T Tres toneladas de cocaína es el mayor cargamento decomisado por parte de la Policía de Control de Drogas, y el objetivo era convertir a Costa Rica en centro mundial de distribución de la droga T Planeaban almacenar 15 toneladas de cocaína para enviar a España, Alemania y Estados Unidos

Redacción Central, Agencias
Las autoridades judiciales de Costa Rica dictaron seis meses de prisión preventiva a cinco colombianos; cuatro hombres y una mujer, sospechosos de traficar droga a Europa y formar parte de una banda que traslada armas desde Nicaragua hasta Colombia, para las Fuerzas Armadas Revolucionarias de este último país (FARC)
El diario La Nación informó ayer en su versión electrónica, que la resolución fue adoptada por el Juzgado Penal de Alajuela a solicitud de la Fiscalía de Narcotráfico. Los sudamericanos enfrentan una causa penal por el delito de tráfico internacional de drogas, y de ser encontrados culpables purgarían hasta 15 años de cárcel según la ley costarricense.
La Policía sostiene que los cinco acusados formaban parte de una poderosa banda internacional que se proponía convertir a Costa Rica en el centro mundial para la distribución de grandes cantidades de cocaína. La droga era almacenada en una lujosa residencia ubicada en San Joaquín de Flores, Heredia, detalla la fuente.
Trasiego de armas de guerra
La organización criminal ha sido vinculada con el traslado de una gran cantidad de armas de guerra, especialmente fusiles AK-47, para las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).
Los jefes de la banda fueron identificados como Miguel Ricardo Quintero Martínez, de 44 años, quien se presume es el líder, y su compañera sentimental, Claudia Rabel Ordueñas, de 31.
Los otros integrantes de la organización narcomafiosa se llaman José Antonio Ortiz Barón, de 65 años; Juan Jesús Castro Olarte, de 39, y Carlos H. Melo, de 51.
Otros dos sospechosos, el austriaco Albin Franz Burkhard, de 61 años, y el holandés Alfred Hermisin Olias, de 38, abandonaron el país la tarde del domingo hacia Alemania, pero la Policía confía detenerlos en las próximas horas.
Trafican armas en Nicaragua
La Prensa Libre versión online también informó que los sospechosos forman parte de una banda que trafica armas desde Nicaragua hasta Colombia, donde las cambian por droga, utilizando Costa Rica como bodega para posteriormente trasladar el cargamento vía terrestre en contenedores.
En la lujosa vivienda allanada en la urbanización Bariloche, en San Lorenzo de Heredia, las autoridades encontraron más de tres toneladas de cocaína (3 mil kilos) y seis contenedores ya listos para ser utilizados, describe el artículo de la periodista de La Prensa Libre, Sylvia Núñez Chaves.
La banda planeaba almacenar 15 toneladas de cocaína en contenedores, para posteriores envíos a países como España, Alemania y Estados Unidos, entre otros, reveló el ministro de Seguridad Pública, Fernando Berrocal.
Una mujer lideraba cuando su marido no estaba
La Policía de Control de Drogas (PCD) venía trabajando en este operativo desde marzo, luego de recibir datos confidenciales sobre una fuerte narcomafia que operaba en el país. Con la ayuda de la Policía antidrogas de Estados Unidos (DEA), la Policía Internacional (Interpol), la Dirección de Inteligencia y Seguridad Nacional (DIS), y la Policía Nacional de Colombia, se planeó el golpe.
Fue así como se dieron cuenta de que tres de los miembros del grupo llegarían a territorio nacional para coordinar el envío de cantidades considerables de droga hacia Estados Unidos, en primera instancia.
Estructura de la banda
Las autoridades policiales confirmaron que la pareja Quintero y Rabel se registraron en suelo costarricense para almacenar la droga con el fin de enviarla hacia Europa, particularmente a España. La investigación dedujo que Quintero, alias “Bambán”, era el jefe de la estructura, y su mujer era quien mandaba en su ausencia. Además, se conoció que el sujeto de apellido Ortiz, conocido como “Toño”, fue mandado a traer desde Colombia para que fungiera como operario de la organización.
Por su parte, Castro, conocido como “Juanito”, era considerado el peón o mandadero, pues hacía cualquier trabajo que le pidieran, éste fue detenido en el Hotel Isla Verde. Mientras que el sospechoso de apellido Melo, conocido como “Caliche”, era quien ayudaba a la banda a vigilar la droga almacenada en la vivienda de Heredia.
De hecho, se supo que a éste último se le tenía prohibido salir del inmueble, y para ello contaba con una enorme piscina para que se despejara, así como otros lujos.
Cargamento oculto más grande de la historia
La droga incautada en Heredia, que asciende a 3 mil kilos de cocaína, se convirtió en el mayor cargamento decomisado en una bodega por parte de la PCD. El sitio electrónico informó que los sospechosos detenidos ayer estarían vinculados con otro colombiano de apellido Salazar, quien fue detenido junto con tres costarricense en Santa Eulalia de Atenas, el pasado Miércoles Santo, durante el allanamiento de una vivienda en el que fue decomisado un cargamento de armas y municiones.
La PCD informó que estos colombianos, además, alquilaban una bodega contiguo a un centro nocturno en La Uruca, donde preparaban los contenedores con la droga. Esta misma organización también estaría involucrada con el grupo de personas que dejaron abandonada una lancha con cocaína el pasado diciembre en Playa Bandera, en Guanacaste.