Nacional

Más casos de histeria en Anglicano de Bilwi


T Acusan al director de burlarse y denigrar a las afectadas
T Comisión oficial se declara impotente para tratar el caso
T “Reverendo” impide acceso a periodistas y les habla fuerte
Fermín López
PUERTO CABEZAS, RAAN
Quince nuevos casos de ''Grisi Signis'' o histeria colectiva se dieron la tarde de ayer en el Colegio Episcopal Santísima Trinidad de la Iglesia Anglicana de esta ciudad, donde ya suman 34 los casos de jóvenes afectadas por esta rara enfermedad desde el pasado jueves.
Una comisión encabezada por Marisol Carlson, presidenta de la comisión de Salud del Consejo Regional, la doctora Licia Lira, directora del Silais de la RAAN, y médicos de atención primaria, visitaron el colegio para ver qué tipo de ayuda podrían darles, y al final, ante su incapacidad de no poder hacer nada, decidieron buscar apoyo en el Instituto de Medicina Tradicional de la Uraccan, donde ya tienen cierta experiencia en el manejo de estas situaciones.
Denuncian al director
Franela Álvarez, en su calidad de madre de la adolescente Shebby Álvarez, denuncio que el director Enrique Espinoza, en vez de buscar ayuda, se ha burlado de las chavalas que son afectadas, diciendo primero que es pura maña lo que tienen, y segundo, que lo que les pasa a las jóvenes es que quieren hombre y por eso reaccionan de esa manera.
Otra madre, Eveling Toledo, criticó al centro porque se han mantenido muy pasivos, a tal grado que los mismos maestros no ponen atención cuando una estudiante entra en shock, y si no fuera porque son auxiliadas por sus compañeros de clase, ya se hubiera dado algún caso de muerte.
Estas madres, muy indignadas, han señalado que no responden por cualquier cosa que llegue a pasar dentro del centro cuando escuchen al director decir de nuevo algo negativo de sus hijas, las que les cuestan mucho, y les duele cuando les pasa algo malo o cuando alguien las denigra.
Una estudiante que fue afectada la tarde del lunes dijo a EL NUEVO DIARIO que lo que les pasa al inicio es que les da un mareo, y después ven a un hombre negro y grande que se les acerca, por lo que tratan de huir hasta que pierden el conocimiento.
Otros padres de familia responsabilizaron al centro del brote de histeria colectiva y de no haber cumplido con la aplicación de los exámenes del segundo parcial, los que estaban programados a iniciar desde le pasado lunes 16 de abril, pero debido a que una parte de los estudiantes no habían cumplido con su colegiatura, se tuvieron que posponer hasta esta semana.
A eso de las tres de la tarde, cuando este corresponsal y otros medios de comunicación llegaron al colegio, ya se habían presentado los primeros cinco casos, sin embargo, el director trató de ocultar la verdad a los periodistas diciendo que todo estaba normal, lo que era totalmente falso, debido a que los mismos estudiantes dijeron que cinco de sus compañeras habían sido despachadas a sus casas porque habían sido afectadas.
Otro que trató de restringir el acceso de los medios y del personal de salud al colegio fue el revendo Gustavo Dixon, quien de forma prepotente llegó a gritar que no había permiso para penetrar a los predios del centro porque es un lugar privado, al tiempo que tiró la puerta principal del cerco.