Nacional

“Retrocedieron extremos de derecha e izquierda”

*** Gran participación en los comicios y abierta la posibilidad de una primera mujer presidente en su país

Vladimir López

Las posibilidades de que Francia pueda ser gobernada por una mujer, Ségolène Royal, aumentaron ayer lunes cuando el embajador galo en Nicaragua, Jean-Pierre Lafosse, confirmó que la dama socialista obtuvo el segundo lugar con el 25.87 por ciento del total de votos mientras que su más fuerte competidor, el conservador Nicolás Sarkozy alcanzó el 31.18 por ciento de la primera vuelta.
El embajador Lafosse consideró que los resultados de esas elecciones demuestran que hubo “un retroceso de los extremos tanto de la derecha como de la izquierda”, que ese retroceso es muy significativo y recordó que en 2002 la extrema derecha obtuvo los suficientes votos para conformar la segunda fuerza que participó en la segundo ronda.
El diplomático consideró que para la segunda ronda, programada para el cinco de mayo en el continente americano y el seis de mayo para el resto del mundo (por el cambio de horario) están dadas las condiciones para que los franceses decidan el futuro del país.
Dijo que para estos 15 días que faltan para la segunda ronda, los franceses esperan que se dé un debate digno, calmo y con el mayor respeto a los valores republicanos.
“Creo que la calma y la tranquilidad a los valores republicanos forman parte de una sola fuerza. No es una fuerza de derecha ni es una fuerza de izquierda, sino que es una fuerza de inspiración democrática y de dignidad”, manifestó.
Participación pocas veces vista
El embajador Lafosse destacó que en las elecciones del domingo 22, pese a que en Francia el voto no es obligatorio, se contó con la participación del 85 por ciento del electorado francés, lo que refleja que esos comicios han alcanzado una expectativa nunca vista en la historia del país europeo.
“Hubo más de tres millones de electores nuevos. Esto es una suerte de la democracia, una victoria de la democracia y demuestra que estos comicios tiene una importancia mayor para el futuro de Francia y para el papel de Francia en el mundo”, dijo.
“Hemos visto un esfuerzo real de los franceses para que el voto no solamente sea un deber cívico, sino que además se valore lo que es Francia hoy en el mundo”, manifestó el diplomático.
Misma tendencia el voto en exterior
En el mismo orden, el diplomático reveló que los resultados en el voto del exterior tuvieron la misma tendencia de los resultados en Francia. “En los resultados se mira que no hay mayor diferencia”.
El diplomático explicó que el número de franceses inscritos en el exterior superó a los 800,000 ciudadanos, y que la tasa de participación alcanzó al 40.3 por ciento a pesar de algunos problemas de movilización.
Reveló que en el exterior Nicolás Sarkozy obtuvo el 38.49 por ciento, mientras que Ségolène Royal alcanzó el 29.92 por ciento, “por lo que no hay mucha diferencia con los resultados en Francia”.
“Esto es una lección para todas aquellas personas que declararon que en Francia había un cansancio hacia las política”, expresó.