Nacional

Decapitan a niña

* La muchachita de once años fue encontrada entre matorrales y se cree que también hubo agresión sexual * Sospechas recaen sobre sujeto que amenazó terminar con una familia, y quien a inicios de año habría mandado a matar al padre de la ahora víctima * Hace seis días la mamá de la menor se encontró de frente con el supuesto hechor, quien intentó machetearla

“Voy a acabar con toda tu familia”, fue la amenaza que Reynaldo Domingo Castro Muñoz al parecer hizo realidad al truncar la vida de una pequeña, a quien decapitó ayer en terrenos donde estuvo el ingenio Timal, según aseguró la mamá de la víctima.
Las constantes amenazas que Castro Muñoz, alias “La Mona”, hizo a la familia, sólo tardaron seis días, ya que el lunes 16 fue la más reciente.
“El lunes 16 a las tres de la tarde me lo encontré con mi hija --Sara Rivera Orozco-- me quiso “encajar” machete… nos salvamos, pero me dijo que iba a acabar con mi familia, y ya lleva dos muertos, estoy segura de que él pagó para darle fin a mi marido”, aseguró doña Carmen Orozco Tórrez, de 45 años.
A Rosa Elena Rivera Orozco, de 11 años, le faltaron pocos centímetros para ser decapitada --igual ocurrió con su papá a inicios de año-- al recibir una herida de machete en el cuello, en la parte izquierda; otra en la mejilla derecha, además de desprendimiento de dos dedos de la mano derecha, quizás al intentar defenderse de su cruel agresor. Cabe decir que no se descarta que haya sido ultrajada sexualmente, aunque será el Instituto de Medicina Legal el que determinará lo que ocurrió.
La niña salió de su casa el sábado a las cinco de la tarde. Vestía pantalón jeans desteñido, camisa roja y andaba descalza. Iba a buscar chatarra, ya que desde el deceso de su padre, en enero pasado, la situación económica en su hogar se volvió más precaria.
La saña con la que asesinaron a la pequeña Rosa Elena, según algunos de los lugareños, no debe quedar impune.
Ariel Cano Ocampo, de 29 años, dijo que por la forma en que dieron fin a la existencia de la niña, se trata de la misma persona que con odio y rencor quiere acabar con toda la familia.
Agrega que “para hacer un trabajo de esos es cosa de segundos; ellas vivían amenazadas, fue la misma forma en que mataron a su papá, lo único que a él lo machetearon cobardemente, estaba dormido y ni tiempo le dieron para defenderse”.
Por su parte, Marvin José Cortez, de 45 años, dijo condenar el hecho, ya que mataron a una inocente criatura.
“El problema es que la Policía deja impunes las muertes, ya ve, el papá así quedó, esperamos que ahora sean efectivos, ya que tienen a un sospechoso; son gente humilde que no se meten con nadie”, afirmó Cortez.
Cuñado la encuentra
Jackson Raúl Zelaya, de 18 años, cuñado de la víctima, fue quien encontró el cuerpo de la niña en los matorrales a las nueve y media de la mañana.
“Desde ayer la buscamos, pero ahora fui al pozo… tal vez se cayó, pensé, pero caminando un poco más la hallé y fui a avisarles a todos”, manifestó Zelaya.
Las tierras del Timal siguen cobrando víctimas
El subcomisionado Bernardo Solís, jefe de Auxilio Judicial de la Octava Delegación, declaró que todo este problema se origina por las tierras.
“El problema es por tierras… se busca a Reynaldo como sospechoso material, ya que la mamá de la víctima asegura que días atrás las amenazó”, dijo el jefe policial.
Róger Cruz Díaz, de 30 años, y Luis Felipe Sáenz, de 36, están siendo investigados por su posible participación en el delito. Fueron trasladados a la delegación policial.
Padre muere en enero
Por su parte, Orozco Tórrez está convencida de que Reynaldo Domingo Castro Muñoz pagó 4 mil 500 córdobas a un tal Mercedes para que matara a su marido.
En una champa, a la orilla de la cama, sumergido en un charco de sangre, se encontró el cuerpo de Cristóbal Rivera Orozco, de 65 años, quien fue degollado, el pasado cinco de enero del año en curso. Quien lo halló fue su hija Sonia Zulima Rivera Orozco.