Nacional

Terror en la Nasa

* Una rehén fue encontrada atada con una cinta, pero ilesa * Operativo se realizó en el edificio 44 del enorme campus del Centro Espacial Johnson

Un hombre mató a un rehén y se suicidó después de haber copado un edificio del Centro Espacial Johnson de la NASA en Texas, informó la Policía. Un segundo rehén escapó ileso y fue hallado atado con cinta de embalaje.
"El sospechoso se disparó en la cabeza. Aparentemente murió de manera instantánea", dijo el capitán de la Policía de Houston, Dwayne Ready, en una conferencia de prensa.
"En el mismo piso había un rehén que recibió un disparo. Creemos que podría haber ocurrido en los primeros minutos de todo este suplicio. Y otro rehén ileso (fue hallado) atado con cinta, pero ileso, y fue revisado por nuestros paramédicos".
El hombre ingresó ayer en un edificio del Centro Espacial Johnson, de la NASA, en Houston (Texas), y se suicidó después de matar a un rehén, confirmó la Policía. "Hay una víctima fatal y otro rehén, una mujer, ha logrado escapar", dijo el sargento Ready, de la Policía de Houston.
Los dos cuerpos se encontraban tendidos en el interior del edificio, y ayer se desconocía su identidad y si eran empleados de la agencia espacial estadounidense, señaló. Sin embargo, los canales de la televisión informaron que el atacante era un empleado de una empresa de Pasadena (California).

Duró 4 horas
Las dos muertes fueron el desenlace de un incidente que duró más de cuatro horas entre el agresor y agentes de la Policía local, fuerzas especiales y efectivos federales.
También había especialistas en negociación de secuestros que aparentemente no lograron intervenir en el incidente, que inició a las 13:40 horas locales (18:40 GMT) cuando el hombre irrumpió en el edificio 44 del complejo disparando un arma de fuego, según la Policía.
El lugar fue evacuado cuando el asaltante se atrincheró en un salón en el Edificio 44 del enorme campus. La Policía trató de negociar con el hombre, pero todo lo que escucharon desde el salón fue otro disparo.
Cuando corrieron hacia allí, encontraron a los dos hombres muertos y a la mujer con las manos y los tobillos atados, dijo el capitán de la Policía de Houston, Dwayne Ready, en una conferencia de prensa.
La NASA dijo que la actividad operativa no fue interrumpida por el incidente. El Centro Espacial Johnson es sede del centro de control para las misiones de los transbordadores. Apenas supieron del incidente, las autoridades de la NASA mandaron un mensaje de correo electrónico a todos los empleados para que se mantuvieran en sus puestos.
Una vez que se supo que la situación estaba controlada, un segundo mensaje de correo electrónico dijo a los empleados que podían irse cuando quisieran. "Tenemos un conjunto de medidas de seguridad estándar que incluye controles de vehículos al azar", dijo la portavoz de la NASA, Eileen Hawley, en rueda de prensa.
"Ciertamente, creería que nuestra seguridad y nuestros superiores van a mirar muy de cerca este incidente, y verán si hay algo que deberían o podrían haber hecho diferente".
El tiroteo ocurrió cuando todo el país vivía una jornada de duelo tras la masacre el lunes en la universidad de Virginia Tech, en Blacksburg, Virginia (este), cuando un estudiante surcoreano mató a 32 personas y luego se suicidó.

Subir