Nacional

Cauciones millonarias a procesados de caso Agrosa

* Un millón de córdobas fianza para empresarios y 750 mil para Carcabelos * También ordenó retención migratoria

Eloisa Ibarra

El juez Quinto de Distrito Penal de Audiencias, Julio César Arias, no dio lugar a la solicitud de la Fiscalía de imponer prisión preventiva al ex director de Aduanas, Fausto Carcabelos; al ex director de fiscalización de Aduanas, Manuel Mayorga Duarte y al ex jefe de Laboratorio, Gabriel Argüello Fornos, y en su lugar ordenó retención migratoria y caución económica.
El fiscal Rodrigo Zambrana, quien pidió prisión preventiva, no se expresó en contra de la decisión del juez, limitándose a decir que respeta la disposición.
Por su parte, el procurador General de la República, Hernán Estrada, dijo que esperaban que el juez accediera a la petición de prisión preventiva solicitada para todos los acusados, aunque consideró que la retención migratoria y caución económica son medidas precautelares fuertes.
Arias les impuso una caución económica de un millón de córdobas a los empresarios Alexis Chamorro Chamorro y Pedro José Lacayo Reyes, y a los representantes de Agrosa y E. Chamorro Industrial, Renzo Bagnarioli y Gustavo Salazar. A Fausto Carcabelos le impuso una caución económica de 750 mil córdobas, a Mayorga 500 mil córdobas y a Gabriel Argüello Fornos 250 mil córdobas.

No son un peligro y acuden a citas
A criterio del juez, ninguno de los acusados representa un peligro y tampoco existen condiciones para que obstruyan el proceso o las pruebas, pues éstas se encuentran en poder de la Fiscalía y de la Procuraduría; por el contrario, han dado muestras de enfrentar el proceso al haberse presentado a todos los llamados del juez.
Carcabelos dijo que estaría contento si no estuviese metido en estos enredos, y rechazó los términos de la acusación. Bagnarioli expresó que no le preocupa el resultado del juicio porque al final saldrá la verdad, y se preguntó por qué está ahí, cuando es el agente quien tiene una licencia para realizar diligencias.
Orlando Corrales, defensor de Lacayo Reyes y Salazar, consideró desproporcionada la caución económica de un millón de córdobas para sus clientes, sin tomar en cuenta la capacidad económica y que por un arreglo económico se termina la pena. No obstante, reconoció que Lacayo tiene cierto nivel económico, pero Salazar no, porque es dueño de una pequeña agencia aduanera.
El juez remitió la causa a juicio y programó audiencia para el próximo 25 de junio a las nueve de la mañana, por considerar que los documentos, peritajes y testimonios propuestos por la Fiscalía en el intercambio de pruebas, robustecen la acusación y aportan los indicios razonables para la incriminación de cada uno de los acusados.