Nacional

Dejan libre en EU a Posada Carriles

* El terrorista de origen cubano ha participado en "algunos de los más infames acontecimientos del siglo XX en la vida política de Centroamérica" * Jueza lo libera después que Corte Federal se pronunció a favor de su libertad condicional * Washington se niega a enjuiciarlo por sus actos terroristas y se ha limitado a encausarlo por violar normas de inmigración

EL PASO, EU /AFP –PRENSA LATINA
Luis Posada Carriles, cuya extradición es reclamada por Venezuela por un atentado contra un avión cubano que dejó 73 muertos en 1976, fue liberado este jueves bajo fianza en El Paso (Texas), informaron fuentes policiales.
"Salió de acá esta mañana", declaró Jerry Payan, un policía a cargo de la custodia de los prisioneros, al confirmar la liberación de Posada Carriles, de 79 años, después que pagara una fianza de 350,000 dólares, a la espera de que sea juzgado el próximo 11 de mayo por fraude migratorio y falso testimonio en El Paso.
Según sus abogados, Posada Carriles viajó directamente a Miami, conforme a la decisión de la jueza Kathleen Cardone, que ordenó a principios de mes su libertad condicional, previo pago de la fianza y bajo arresto domiciliario en la residencia de su esposa en Florida.
El anticastrista sólo podrá salir de su residencia para citas médicas o con su abogado, y previa autorización del tribunal, y se le dispuso vigilancia con un aparato electrónico. Además, no podrá tener contacto con nadie involucrado en su caso.

Cubanos indignados
El gobierno cubano manifestó inmediatamente su indignación: "Cuba condena enérgicamente esta decisión y responsabiliza totalmente al gobierno de Estados Unidos con que Posada Carriles esté libre en Miami", declaró a la AFP el jefe de la Sección de Intereses cubanos en Washington, Dagoberto Rodríguez Barrera.
En Cuba, los familiares de las víctimas del atentado contra el avión también denunciaron la liberación bajo fianza. "Estamos profundamente indignados, no esperábamos que lo soltaran porque tienen elementos suficientes para castigarlo por mentiroso y por terrorista. Están protegiendo al asesino de nuestros padres", declaró Camilo Rojo, del Comité de Familiares de las Víctimas.
Por su parte, el gobierno de Venezuela calificó de "terrorista" al gobierno del presidente George W. Bush, debido a la liberación de Posada Carriles, en una declaración pública del canciller Nicolás Maduro. "Aquel que protege a terroristas, es terrorista", dijo Maduro.
La agencia de control de Inmigración y Aduanas (ICE) presentó un recurso contra la liberación, rechazado el martes pasado por la Corte de Apelaciones de Nueva Orleans (Luisiana, sur), pero no impidió la liberación de Posada Carriles, pese a tener una orden de deportación contra él.
ICE se limitó a recordar, en un comunicado, que el anticastrista debe "comunicarse por teléfono cada dos semanas, mantener esfuerzos de buena fe por lograr una autorización de viajar de cualquier gobierno del mundo (para salir de Estados Unidos) y presentarse inmediatamente a ICE cuando se cierre el caso criminal contra él".

Sin estatus legal
Las autoridades migratorias subrayaron, no obstante, que su liberación bajo fianza "no tiene efectos sobre la orden de expulsión" del territorio de Estados Unidos que pesa sobre el procesado. "Tampoco significa que haya sido admitido en Estados Unidos y tampoco le da un estatuto legal en el país", añadió.
Posada Carriles tiene dos casos pendientes en Estados Unidos. El primero, que se sigue en los tribunales de justicia, por fraude migratorio y falso testimonio al mentir en una solicitud de ciudadanía, y decir que entró ilegalmente al país por la frontera con México en 2005, cuando supuestamente lo hizo por barco.
El segundo, llevado a cabo en los tribunales migratorios, por entrar ilegalmente a Estados Unidos, y por el cual tiene una orden de deportación, aunque ningún país se declaró dispuesto a recibirlo por ahora, salvo Venezuela, que exige su extradición.

El Salvador no lo recibirá
El martes pasado, el presidente salvadoreño, Antonio Saca, aseguró que Posada Carriles "no tiene ninguna posibilidad" de ingresar al país centroamericano, donde tiene cuentas pendientes con la justicia.
Posada Carriles vivió en ese país en la década de los ochenta, y cuando fue detenido en noviembre de 2000 en Panamá, las autoridades de ese país le encontraron documentos falsos que obtuvo con base en un acta de nacimiento de la población de Tecapán, 110 km al este de San Salvador, en el departamento de Usulután.
Posada Carriles se fugó de Venezuela en 1985, mientras Cuba le imputa la autoría intelectual de siete atentados con bombas en hoteles de La Habana en 1997, así como varios intentos contra la vida del presidente Fidel Castro.
La agencia cubana Prensa Latina informó ayer que “el terrorista internacional” Luis Posada Carriles fue liberado por las autoridades estadounidenses, “pese a las evidencias que tienen sobre su participación en actos criminales”.
“La Corte Federal del Circuito de Apelaciones en Nueva Orleans se pronunció el martes último a favor de la libertad condicional del delincuente, a quien Washington se niega a enjuiciar por sus actos de sangre contra Cuba”, informó la agencia
Según la agencia, el fallo del tribunal desconoció la petición del Departamento de Justicia de mantener tras las rejas a Posada Carriles, “sólo encausado por violar normas de inmigración y no por sus actividades terroristas” contra el país caribeño.

Dictamen contradictorio
El despacho de Prensa Latina enfatiza en que el dictamen de la jueza estadounidense que lo liberó resulta contradictorio, ya que en su alegato reconoció que el terrorista ha participado en "algunos de los más infames acontecimientos del siglo XX en la vida política de Centroamérica".
Entre éstos, "la invasión de Bahía de Cochinos, el caso Irán-Contras, la bomba contra el vuelo 455 de Cubana de Aviación (1976), los atentados a instalaciones turísticas de La Habana (1997) e incluso, según algunas teorías de conspiración, el asesinato del presidente John F. Kennedy", manifestó la jueza.
La jueza Cardone, sin embargo, consideró que las acusaciones que encara el detenido no están relacionadas con ninguno de estos acontecimientos.
Además de la voladura del avión cubano, la hoja de servicios del criminal incluye la planificación de una serie de atentados con bombas en 1997 contra instalaciones turísticas de La Habana, en una de las cuales murió el joven italiano Fabio di Celmo. También integró el grupo de cuatro terroristas que organizó un frustrado atentado contra el presidente cubano, Fidel Castro, durante la X Cumbre Iberamericana en Panamá, en 2000.
Posada Carriles fue arrestado en mayo de 2005 tras aparecer en público en Miami y quedar en evidencia su entrada ilegal a territorio norteamericano. En enero último, un jurado federal del Distrito occidental de Texas lo acusó de siete cargos, incluido uno por fraude en el proceso de naturalización y otros seis por dar información falsa a oficiales de inmigración, pero ninguno por sus hechos de sangre.

Leyenda***
EFE / END
Luis Posada Carriles (chaqueta blanca) sale del tribunal de El Paso (Texas), tras haber sido puesto en libertad bajo fianza al cumplir con los requisitos impuestos por una jueza de EU, ayer. Posada Carriles, acusado por Cuba y Venezuela de actos terroristas, rubricó los documentos de su fianza en el tribunal acompañado por sus abogados Arturo Hernández y Felipe Millán.