Nacional

Capturan a ingeniero que hizo pista para los narcos

* Confirman que todo el combustible incautado es gasolina de avión * Continúa la incautación de pertrechos y hoy darán nombres de más detenidos

Heberto Rodríguez

La Policía Nacional capturó ayer al ingeniero que dirigió la construcción de la pista en la comarca San Agustín, durante la continuación de los allanamientos a las propiedades de todas las personas vinculadas al Cártel de Sinaloa en el país, extendiéndose estas operaciones a Estelí, Jinotega y San Rafael del Norte.
Los agentes policiales han allanado las propiedades de las familias Úbeda y Herrera, específicamente en la zona Norte, ya que supuestamente tienen vínculos con la esposa de Samuel Gutiérrez Lozano, alias “Samuel” o “Samy”, quien inició las primeras operaciones del Cártel de Droga en Nicaragua y se radicó en Estelí.
El jefe de la División de Relaciones Públicas, comisionado mayor Alonso Sevilla, dijo que el detenido ayer corresponde al nombre de Guillermo José Ramos Martínez, de 31 años, quien compró la máquina que se utilizó para hacer la pista, además de encargarse de la dirección de construcción de la obra. Su casa de habitación está ubicada en Ticuantepe, en el reparto “Juan Ramón Padilla”, específicamente en la cuarta calle.
Sevilla informó también que se registró una casa de Alcides José Zeledón Úbeda, específicamente en la finca “El Chagüite Grande”, ubicada en San Rafael de Norte.
Esta persona era uno de los contratados para cuidar la pista que sería utilizada por el narcotráfico, y encontraron un fusil AKA y siete magazines.
“Hicimos un registro en el condominio Alison, donde se hospedaban dos de los mexicanos detenidos durante la ‘Operación Fénix’, ubicado en el nueve y medio de la carretera vieja a León, donde encontramos dos teléfonos satelitales. Hicimos una inspección también en una finca de la ciudad de León, que pertenece a Carlos Cisnado Pasos”, agregó.
La Policía logro verificar ayer que todo el combustible decomisado durante la operación, es gasolina de avión.

Allanan bodegas
En Jinotega y en San Rafael Norte, agentes antinarcóticos realizaron 12 allanamientos en bodegas y distribuidoras de gran prestigio entre los jinoteganos, entre ellas la de Alcides Zeledón Úbeda, de nombre “Johnny Dalgue”; la surtidora “Guadalupe”; distribuidora “Hilda Gabriela” y tres bodegas que estaban detrás del hogar de ancianos, en el barrio “Carlos Núñez”.
En total, seis lugares fueron allanados en el casco urbano de la ciudad, después de que agentes antidroga de Managua se hicieron presentes para montar el operativo.
Una fuente de la Policía aseguró que en estos lugares habían logrado incautar varias armas de fuego, de cacería, unas con portación y otras que estaban ilegales, así como un radio de comunicación que estaba en una de las bodegas.
En el municipio de San Rafael del Norte otros seis lugares fueron allanados, tres en el casco urbano del poblado y tres en diferentes comarcas del municipio, uno en la comarca de San Marcos, otro en Suní, y un tercero en la comarca El Cacao.
Algunas de estas propiedades allanadas pertenecen a los hermanos Agustín y Orlando Herrera Lanzas, quienes tienen vínculos sanguíneos con Osenier Emir y Arturo Edén Herrera Herrera, quienes fueron detenidos durante la operación que inició la Policía la semana pasada, y que participaron en el trasiego de droga de la avioneta que fue encontrada enterrada en Samaria, una comarca de Villa El Carmen, en Managua.

Hoy ahondarán información
El comisionado Raúl Monge, jefe de la Policía de Jinotega, no quiso dar mayores detalles a los medios de comunicación, pero aseguró que hoy a las nueve de la mañana brindará una conferencia de prensa para dar a conocer los resultados de los allanamientos y los nombres de los detenidos.
En Estelí, el jefe policial Marvin Castro confirmó que está detenido para efectos de investigación Uriel Ignacio Morales Úbeda, conocido en Estelí como “Urielín”, quien figura como el dueño de la finca La Ceiba, donde fue descubierta una narcopista.
Castro evitó dar mayores detalles del caso porque la información la lleva la Dirección de Drogas Nacional.
No obstante, sí fue claro en detallar que en acciones coordinadas con la Dirección de Drogas a nivel nacional, procedieron a realizar la detención de Uriel Ignacio Morales Úbeda, con cédula 161-060558, 000B.
Tal captura la ejecutaron en la una finca propiedad de Morales, ubicada en la comunidad El Tular, a unos siete kilómetros al norte de esta ciudad.
También la Policía le ocupó una camioneta Land Cruiser Toyota, registrada en Estelí, placas ES 05 446. Úbeda fue trasladado a la Dirección de Auxilio Judicial de Managua, donde es investigado.
Uriel Ignacio fue capturado porque fue encontrado por la Policía relacionado con el proceso de investigación de la narcopista detectada en el kilómetro 67 de la Carretera Norte, entre el límite departamental de Managua y Matagalpa.
Por la finca conocida como La Ceiba, ubicada en la comunidad San Agustín, Uriel Ignacio habría recibido 113 mil dólares, de un total de 150 mil en que acordaron la transacción respectiva, denominada como promesa de venta. En esta situación también está involucrado Pedro Pablo Olivas, quien hacía de administrador de la finca, luego del negocio.

Finca de jurista fallecido
Esa finca era propiedad del ya fallecido jurista Uriel Morales Argüello, quien en tiempos de la Administración de Violeta Chamorro y de Arnoldo Alemán, fungió como delegado del Ministerio de Gobernación en Estelí.
Todo parece indicar que esa propiedad se la heredó en vida a Uriel Ignacio, el doctor Uriel Morales Argüello (q.e.p.d). El comisionado Castro, quien fungió como segundo jefe de drogas durante algunos años, sostuvo que hay evidencias claras de que también estos tipos están vinculados al crimen organizado y relacionados con actividades anteriores que fueron de envergadura.
Castro indicó que sin duda van a profundizar en las averiguaciones, porque hay un señor de nombre Apolinar Herrera Cruz, quien aparece como dueño de la finca, pero que en los registros oficiales la misma pertenece a Uriel Ignacio Morales Úbeda.
Por su parte, el fiscal general Julio Centeno Gómez, durante una visita a la ciudad de Rivas, afirmó que este departamento es el escenario del crimen organizado, razón por la cual “andamos dando un respaldo institucional a nuestra fiscal, porque ésta es una de las sede más importante del Ministerio Público”.
Centeno Gómez añadió que aprovecharon la visita para reunirse con los altos mandos del Ejército y la Policía de este departamento.
Durante el encuentro manifestaron su apoyo a ambas instituciones en lo que concierne a la lucha que se ha desatado contra el crimen organizado, "pero también nosotros les pedimos a su vez el apoyo para nuestra sede y sobre todo para nuestros fiscales de Rivas, ya que en la lucha contra este flagelo estamos juntos", comentó.
Centeno Gómez se hizo acompañar de la fiscal adjunta Ana Julia Guido y del inspector general Armando Juárez.

(Con la colaboración de Francisco Mendoza, Máximo Rugama, Lésber Quintero)