Nacional

Cártel en todo el país

* 10 allanamientos, requisas y surgen nombres de otros extranjeros y nacionales * Se estuvo a punto de caer sobre avioneta que estaba siendo esperada hace algunas semanas * Ramificaciones del Cártel de Sinaloa dan la medida de la penetración en Nicaragua, pero también de la eficiencia para quebrarlos

Heberto Rodríguez

El Cártel de Sinaloa tenía minado prácticamente todo el país. Las operaciones conjuntas de la Policía Nacional y del Ejército continúan dejando resultados positivos en la desarticulación de una organización que se encargaba del apoyo logístico y abastecimiento de las principales actividades del narcotráfico en Nicaragua.
La mayoría de los sujetos detenidos hasta ahora participaron en la preparación de las condiciones para el aterrizaje de una aeronave en la pista San Agustín, pero el vuelo no se produjo. Existen fotografías y vídeos de al menos 15 de ellos, los que se movilizaron hasta el lugar en unas cuatro camionetas.
Agentes policiales realizaron ayer diez allanamientos en Managua, Diriamba, San Marcos, Granada, Nandaime, San Juan del Sur, Tipitapa y San Rafael del Norte, acciones que permitieron descubrir la participación de un mexicano más en esta peligrosa red y la ocupación de cinco cabezales con sus rastras que presumiblemente serían utilizados para el trasiego de la droga.
“Estamos tras la pista de un nuevo elemento que es parte de la agrupación y que corresponde al nombre de Héctor Luis Oseguera López, de origen mexicano, con dirección de la clínica Don Bosco, 1c al sur, 3c al este, 1c al sur y ½ al este”, reveló el jefe de la División de Relaciones Públicas, comisionado mayor Alonso Sevilla.
Además de la vivienda de Oseguera López, la Policía allanó las propiedades Pedro Pablo Olivas, uno de los hasta ahora detenidos.
Según Sevilla, a los cinco cabezales con sus rastras ocupados después de ser inspeccionados, se les encontró compartimientos diseñados para el trafico de drogas.
Entre las ocupaciones figuran también un contenedor, una pistola Makarov, un teléfono celular, proyectiles de fúsil AK, objetos varios como abanicos, muebles y electrodomésticos, entre otros.
“Continuamos realizando operaciones hasta concluir todas las diligencias necesarias para demostrar la participación de estos elementos en las actividades ilícitas. Todavía falta conocer resultados de San Rafael de Norte y del sector de Tipitapa”, sostuvo Sevilla.
“Hemos comprobado que están vinculadas a las operaciones de Samaria, San Rafael del Sur y la operación de San Juan del Sur y Puerto Sandino, donde participó un sujeto de nombre Evert Vílchez Dinarte, alias “El Ronco”, agregó.
Este sujeto había sido detenido junto a tres mexicanos en la playa de Marsella, en San Juan del Sur, operativo en el que se ocuparon dos pangas rápidas. Los extranjeros fueron deportados porque no se encontró droga y “El Ronco” quedó libre por la misma razón.
No obstante, fue capturado en otra operación policial en Puerto Sandino, y actualmente se encuentra detenido.
“Afirmamos esto porque desde hace varios meses hemos venido haciendo trabajo de inteligencia que nos ha permitido el éxito obtenido”, afirmó Sevilla.
Sobre la captura de Guillermo “El Cochi”, el cabecilla de toda esta organización, el vocero policial no la negó ni la confirmó.
“Todavía estamos atando cabos, estamos todavía en ese proceso, haciendo algunas diligencias para determinar sobre la existencia de ‘E Cochi’. Estamos estableciendo la identidad de él, estamos investigando”, manifestó.
Igual reaccionó el jefe del comando de Operaciones Especiales del Ejército, coronel Rafael Ramírez. “Esa información en su momento la va a dar la Policía, el proceso no ha terminado, todo en su debido momento se va a ir dando a conocer”, explicó.
Sin embargo, el militar accedió a brindar algunos detalles de las operaciones que han llevado a la desarticulación de esta banda, lo cual se logró principalmente porque hubo una observación permanente de la pista desde que fue descubierta, en aras de capturar el medio aéreo una vez que aterrizara.
“Lo que permitió filmar los movimientos de estos elementos, el trabajo de la motoniveladora, la llegada de estos elementos a diferentes horas, llegaban a comprobar la compactación de la pista, corriéndola en una camioneta cargada de gente. A la par teníamos otras tropas cercas, las cuales iban a participar una vez desarrollada la operación”, indicó Ramírez
“Hubo una noche como a finales de marzo que todo hacía indicar que iban a esperar un vuelo, llevaron unas cuatro camionetas, unos 15 elementos de estos, llevaron pichingas con combustible, lámparas, estuvieron en constante comunicación por celular, pero como a las 11 de la noche desmontaron y se retiraron, dejando solo como cuatro elementos para cuido”, agregó.
La vigilancia continuó, los sujetos siguieron trabajando en la ampliación de la pista, en la compactación, pero las lluvias imprevistas en Semana Santa inutilizaron la pista por la característica del terreno, y las autoridades consideraron que no sería utilizada al menos en ese momento. Fue entonces cuando decidieron caerle a la organización.
“Había que tener todos los elementos probatorios que nos permitieran dar un golpe contundente, desarticular toda la estructura mafiosa que tenían montada en este país. En todo lo largo de esta operación nosotros hemos mantenido una estrecha coordinación con la Policía Nacional y desarrollamos diferentes operaciones, en algunos hay participación de tropas, en otros, solamente participación de los órganos de inteligencia. El proceso no ha terminado, es decir, se sigue avanzado y capturando medios y gentes”, concluyó Ramírez.