Nacional

Prisión a estafador, pero ¿y los US$ 8.5 millones?


Lizbeth García

Por unanimidad los magistrados de la Sala Penal Dos del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM), confirmaron la sentencia condenatoria de seis años de prisión que la juez Sexto Penal de Juicio, Miriam Guzmán, le impuso al ex gerente de Agave Azul, Félix Alejandro Bolaños, por la autoría del delito de estafa en perjuicio de 2,548 personas.
La representante legal de las víctimas, Helga Asher García, confirmó ayer vía telefónica que en tanto la sentencia no esté firme porque es susceptible de casación, no podrán ejercer acciones en la vía civil para recuperar el dinero (unos 8.5 millones de dólares) de las personas estafadas.
Agave Azul tenía 13 mil 500 promotores que invirtieron grandes cantidades de dinero para la compra de tequila, pero éstos nunca vieron el licor ni las ganancias de su inversión, porque cuando “estalló” el escándalo, la empresa sólo le pagó a una pequeña parte de los afectados, entre los que presuntamente se encontraban altas personalidades.
Según las testificales que la Fiscalía ofreció en su momento, a Bolaños le quedaron unos 500 mil dólares que le fueron devueltos mediante dos cheques de Multicambios, pero el destino del dinero se desconoce.
Asher señaló que, efectivamente, no tienen confirmación sobre el sitio donde podría estar el dinero, no obstante aseguró que los afectados tienen en su poder un numero de cuenta de un banco estadounidense donde podrían estar 3.2 millones de dólares.
La abogada mencionó que sostuvieron un encuentro con un Fiscal Federal en la Embajada de Estados Unidos para tratar de rastrear el dinero, no obstante el funcionario les explicó que si no hay una petición formal del gobierno nicaragüense no pueden dar ningún tipo de información, porque además lo que ellos perseguirían en su territorio es si hubo lavado de dinero en el sistema financiero, a fin de salvaguardar sus derechos como país.
Aunque la sentencia constituye un triunfo para las víctimas, la abogada Asher García apuntó que éstas no están contentas con la sentencia de primera instancia, porque si bien es cierto a Bolaños le impusieron la pena máxima por estafa, hubo una pluralidad de delitos “y se le juzgó
por el que delito que tenía la pena máxima más baja”.
Los afectados también están inconformes porque la Policía no ha capturado al otro acusado por la estafa, el mexicano Oscar Arturo del Valle, de quien no se han tenido noticias en Nicaragua desde que estalló el escándalo y las autoridades apresaron a Bolaños.