Nacional

Doble abuso con Cenis en el BCN

* Pago de pasivos a entidades internacionales es una dolosa carga sobre nuestra deuda interna, dice Argüello Poessy

Luis Galeano

El contralor colegiado, Guillermo Argüello Poessy, afirmó ayer que las autoridades del Banco Central de Nicaragua (BCN), nombradas por las administraciones de Arnoldo Alemán y Enrique Bolaños, cometieron “enormes abusos” que hoy se traducen en el desembolso de millones de dólares de la pesada deuda interna del país.

Doblemente ilegales
Argüello, al ser abordado, dijo que el pago de deudas que tenían los bancos quebrados con instancias financieras internacionales, que fueron asumidas por el BCN por medio de la emisión de Certificados Negociables de Inversión (Cenis), es “doblemente grave”, debido a que la emisión de los títulos valores es ilegal y el pago de esos pasivos también lo es.
“Estos pagos de deudas con Hamilton Bank y Visa no son más que un enorme abuso de parte de quienes los autorizaron, porque agarraron el dinero del Estado como que fuera propio”, dijo Argüello Poessy a EL NUEVO DIARIO.
“Es doblemente grave, porque la Contraloría denunció de nulidad los Cenis, porque no tienen base legal, y si a eso le sumás que se utilizaron para pagos que van más allá de lo que establecían los decretos presidenciales, que ordenaban su emisión para proteger a los ahorrantes, pues es un doble abuso”, añadió el colegiado.
Documentos que rolan en poder de EL NUEVO DIARIO señalan que el ex presidente del BCN, Mario Alonso, y el Consejo Directivo, autorizaron el pago de millonarias deudas que tenían los bancos quebrados con instancias financieras internacionales, los cuales después fueron cubiertos con la emisión Cenis a favor de los bancos adquirentes.
Tal es el caso de un giro de 50 mil dólares que el Banco Nicaragüense de Industria y Comercio (Banic) tenía registrado como deuda o pasivo con el Hamilton Bank al momento de su intervención en 2001, y que fue asumido como tal por el Banco de la Producción (Banpro) al adquirir la cartera de la fenecida entidad financiera. Este banco estuvo envuelto en la oscura operación de venta del Banic en la era de Alemán.
La documentación en manos de la Contraloría revela que dentro de las obligaciones que asumió el BCN con Cenis por órdenes de su Consejo Directivo, se encuentra un pasivo contingente de 14,4 millones de córdobas que tenía el Banco del Café con el grupo financiero internacional Visa. Ambos pagos se realizaron en 2003.

“Se portaron como padrastros”, dice Argüello
El contralor Argüello Poessy recordó ayer que el Código Civil de Nicaragua señala que el que administra bienes ajenos debe hacerlo “como un buen padre de familia”, pero que en este caso las autoridades del BCN se comportaron “como que fueran los padrastros”.
A la vez recordó que la Administración Bolaños pagó con Cenis una deuda por más de 13 millones de dólares que había asumido el extinto Interbank con el BCIE y la FNI.
En mayo de 2006, EL NUEVO DIARIO reveló que una deuda de 13 millones 358 mil 728 dólares del fenecido Intercontinental Bank (Interbank) con la Financiera Nicaragüense de Inversiones (FNI) y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), fue pagada con Cenis.
La decisión fue tomada por el Consejo Directivo del BCN el 13 agosto de 2003. Quienes integraban ese Consejo eran: Mario Alonso; Mario Flores, Gerente General; Benjamín Lanzas; Ricardo Parrales; Silvio Conrado y Eduardo Montealegre como ministro de Hacienda y autor de lo que él mismo llamó la “reingeniería financiera”, es decir, la renegociación de la deuda interna con los bancos adquirentes.
Montealegre llegó ayer a la Contraloría para brindar su declaración ante los auditores, pero por problemas de logística en el ente fiscalizador su asistencia se reprogramó para hoy.