Nacional

Maravillas naturales del mundo en peligro

* Desde el Amazonas a los glaciares del Himalaya, incluyendo el Caribe, donde Nicaragua tiene costas

El País / Madrid
Diez de las principales maravillas naturales del mundo están en peligro. Desde la selva del Amazonas hasta los corales de Australia, pasando por los glaciares del Himalaya o el desierto de Chihuahua, estos extraordinarios entornos naturales podrían desaparecer si el cambio climático continúa como hasta ahora, según un informe publicado por la organización ecologista WWF/Adena llamado “Salvemos las maravillas naturales amenazadas por el cambio climático”.
El organismo ha hecho público este estudio antes que el informe sobre impactos y vulnerabilidad del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPPC), que se presenta hoy en Bruselas. Las diez regiones citadas son: la gran barrera de Coral; el Caribe, con las tortugas carey; el desierto de Chihuahua en México y Estados Unidos; el bosque tropical de Valdivia; los manglares de Sundarbans en la India, hábitat del tigre de Bengala; el tramo alto del río Yangtzé, en China; el Amazonas; el Mar de Bering; los glaciares del Himalaya; los bosques costeros; y la ecorregión marina de África oriental.
En el documento, la organización detalla los problemas que el cambio climático está generando en estas maravillas naturales. Así, por ejemplo, la gran barrera de coral está afectada por el calentamiento del mar, que provoca el blanqueo de los corales, mientras que el río Yangtsé se enfrenta a reducciones de caudal por el retroceso de los glaciares.
En el bosque valdiviano de Chile y Argentina, el aumento de incendios forestales podría acabar con uno de los principales bosques del planeta. En el bosque de Valdivia, situado entre Chile y Argentina, sobrevive el segundo árbol más viejo del mundo, con más de 3,000 años.
El aumento de los incendios podría acabar con este paraje natural, uno de los bosques más grandes del planeta. Los cambios de pautas en las lluvias terminarán modificando los recursos hidráulicos de la zona. Y en el Amazonas, según el informe, la temperatura podría aumentar entre dos y tres grados centígrados hasta 2050.