Nacional

La energía más cara y plantas no licitadas

* ¿Quién sabe cuánto cuestan, cómo se paga el diesel, si es deuda pública, y qué pasó con la Ley de Contrataciones del Estado? * Esperan respuesta de Rappaccioli en diez días para proceder

Los contralores decidieron solicitar al ministro de Energía y Minas, Mario Rappaccioli, que les informe los términos y condiciones por medio de las cuales el gobierno adquirió las plantas venezolanas que al parecer producen la energía más cara para el país.
El vicepresidente de la Contraloría, Lino Hernández, informó que la decisión la tomaron por unanimidad el pasado jueves, después que el colegiado Guillermo Argüello Poessy planteó la necesidad de conocer todo lo relacionado con las plantas de Venezuela.
“Decidimos que era conveniente solicitar al ministro Rappaccioli, toda la información que tiene que ver con la contratación de esas plantas, y le dimos un plazo de diez días a partir de la fecha en que reciba la comunicación nuestra para remitirnos la documentación”, dijo Hernández.
Las plantas que se encuentran generando parte de su capacidad total de 60 megavatios al sistema de energía del país, fueron traídas en noviembre de 2006, pero nadie, a excepción de los funcionarios del gobierno, conocen las condiciones en que se adquirieron.
De lo más caro
Informes del Centro Nacional de Despacho de Carga (CNDC) establecen que les venderían su energía a un precio de 150 dólares el megavatio hora, tomando en cuenta que operan con base en diesel.
Una barcaza británica que el gobierno de Enrique Bolaños había solicitado a la Contraloría que le permitiera contratar directamente, generaba energía a 120 dólares el megavatio y tenía la capacidad de generar 80 megavatios.
La Empresa Energética Corinto y la Nicaragua Uno y Dos --las generadoras más grandes del país, que operan con base en búnker fuel oil-- actualmente están vendiendo su energía entre los 60 y 80 dólares el megavatio hora.
Hernández recordó que cuando el gobierno de Bolaños pidió exclusión de procedimiento para contratar esa barcaza, la denegaron porque se trataba de una contratación por un período de siete años y que su costo era demasiado alto para el Estado.
“Queremos saber si las plantas son alquiladas, son prestadas, vendidas o donadas, y si se cumplió con lo que establece la Ley de Contrataciones del Estado, porque la verdad es que nosotros desconocemos eso”, dijo Hernández quien aseguró que en la Contraloría nunca recibieron una solicitud para contratar directamente las plantas procedentes de la Venezuela de Hugo Chávez.
ALN pide que investiguen
Hernández señaló que horas después de tomar la decisión de pedir información al ministro Rappaccioli, recibieron una carta del líder de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) y diputado, Eduardo Montealegre, en la cual les pidió que hagan uso de sus facultades para saber todo lo que tiene que ver con el asunto.
“El diputado Montealegre nos pidió que hagamos una auditoría sobre este asunto, pero vamos a esperar la información que nos mande el ministro Rappaccioli para decidir qué hacer al respecto”, dijo Hernández.
Ortega en algún momento afirmó que las plantas forman parte de un crédito del gobierno venezolano que lidera Hugo Chávez, pero nunca se ha conocido los alcances del mismo y qué pasó con la Ley de Contrataciones del Estado.
Hernández señaló que es necesario saber si la adquisición de las plantas se traduce en deuda pública para el país, y, si es así, conocer los alcances de la misma como los plazos, intereses y los períodos de gracia que tiene el país, derivados de esa transacción.
“Vamos a esperar la información, y una vez que la tengamos la vamos a analizar, y después determinar los pasos a seguir en este asunto que ha comenzado a crear tanto interés a nivel nacional”, concluyó el vicepresidente de la Contraloría.