Nacional

Desaparece lobo marino

* En San Juan del Sur ya hasta nombre le tenían * Fuerza Naval continuará buscándolo mar adentro

Lesber Quintero

SAN JUAN DEL SUR
El lobo marino que apareció la mañana del martes en la bahía de San Juan del Sur se esfumó de estas aguas el jueves, y según el delegado de Marena de Rivas, Mario Rodríguez, lo más probable es que pescadores o curiosos lo hayan “arisqueado”, tratando de capturarlo, y eso ocasionó que se marchara.
El exótico animal marino fue divisado por última vez a las ocho de la mañana del jueves, y en horas de la tarde, miembros de la Fuerza Naval de la Capitanía de San Juan del Sur, hicieron un rondín, pero no pudieron localizarlo. Así lo relató el jefe de la capitanía de este puerto, Mario Brenes.
El oficial añadió que el jueves por la mañana, muchos turistas ingresaron al muelle para ver y fotografiar a esta especia marina que habita desde Brasil hasta el sur de Argentina en el Océano Atlántico Sur.
Muchos de los curiosos tuvieron la oportunidad de apreciar al lobo marino, pero los que llegaron después de las ocho de la mañana se quedaron con las ganas de verlo.
En horas de la tarde del jueves, las esperanzas de que el lobo marino anduviera en aguas más profundas llevaron a la Fuerza Naval a buscarlo de nuevo, ya que las autoridades del Marena, en conjunto con la alcaldía de San Juan del Sur, le proporcionarían vitaminas y antibióticos al animalito, por recomendaciones de un veterinario uruguayo.
La búsqueda continuó este viernes, ya que se pensó que el lobo marino podría estar refugiado en unas peñas que están en la parte extrema de la bahía, no obstante, las esperanzas se perdieron al llegar al lugar.
Aun así, la Fuerza Naval continuará buscando pistas sobre el paradero de este atractivo animal marino.
Por su parte, Rodríguez indicó que es una lástima que el lobo marino se haya marchado, “porque de todos modos es casi imposible que regrese a su lugar de origen, y acá nosotros, en conjunto con la alcaldía, la naval y la empresa portuaria, íbamos a trabajar en conjunto para crearle las condiciones necesarias para que se adaptara, y con su presencia proporcionar un nuevo atractivo turístico. Es más, ya estábamos pensando hasta bautizarlo con el nombre de “Calimba”, concluyó diciendo el delegado del Marena.