Nacional

Niegan casa por cárcel al padre Marco Dessi

El 3 de mayo inicia la audiencia inicial del juicio por abusos deshonestos que se le lleva a Dessi

Melvin Martínez

Las autoridades judiciales de Parma, Italia negaron una solicitud de casa por cárcel que hizo la defensa del padre Marco Dessi.
La solicitud fue hecha por defensa del misionero italiano, aduciendo problemas de salud. Sin embargo, no permiten que un médico designado por el juez constate tal enfermedad, por lo que siguen creyendo que es una coartada para huir de la justicia italiana y regresar a Nicaragua.
Marco Scarpati, abogado defensor de los seis jóvenes que denunciaron a Dessi, dijo que es “absurdo y carece de sentido esta petición, porque el juicio está próximo a comenzar”.
Pretenden desprestigiar a parte acusadora
A la vez aprovechó para desmentir que Luis David López Guido, acusador de Dessi haya recibido dinero por esto o se haya retractado de la acusación que hizo durante la presentación del testimonio de las victimas.
“Las afirmaciones son sin fundamento, porque según la ley italiana no se puede anular tal acusación. Todo esto es una trama de muchos allegados a Marco Dessi para desprestigiar, una vez mas a la parte acusadora”, dijo Scarpati, presidente del Organismo Internacional de Lucha en Contra del Abuso Sexual, Prostitución, Pornografía y Tráfico de Menores (Ecpat, por sus siglas en inglés).
El caso del cura italiano originario de Villamassargia, y detenido en la ciudad de Parma el pasado 4 de diciembre, fue denunciado en septiembre por seis ex miembros del coro de niños del Hogar del Niño, proyecto creado y dirigido por Dessi desde la década de los setenta.
El Vaticano inició por primera vez en Nicaragua una investigación y un proceso canónico por presuntos abusos sexuales de un cura en contra de menores. El resto de denunciantes de Dessi han decidido continuar recibiendo atención especializada para recuperarse del trauma que les ocasionó ser víctimas de abusos. Algunos continuarán su vida en Italia y otros regresarán en los próximos meses.