Nacional

Bolsitas de “monte verde” matizan pleito municipal

* Sabueso policial se enrumba --¿o lo enrumban?-- hacia la casa de un contendiente * Sigue investigación sobre fallido atentado incendiario, y edil se abstiene de hablar

Leoncio Vanegas

JALAPA, NUEVA SEGOVIA
Róger Vásquez, presidente del Movimiento Comunal Nicaragüense (MCN), denunció en la Policía que en las oficinas de la organización, encontró sobre un escritorio, tres botellas convertidas en bomba molotov, y un sobre amarillo con un mensaje anónimo, puestos por desconocidos que se introdujeron durante la noche por unas verjas rotas.
Pero, no sólo eso. La Policía encontró otro agravante: cuatro bolsitas de monte verdoso parecido a la marihuana. De inmediato, dirigieron la técnica canina y ésta tomó dirección hacia la casa del señor David Sobalvarro, activista del MCN y principal impulsor de una denuncia ante la Contraloría General de la República sobre supuestos actos de corrupción en la alcaldía.
Cuestionan a investigadores
Los interrogatorios policiales se centraron en la directiva del MCN, principalmente en Vásquez y Sobalvarro. Este último, al salir de la estación policial, dijo que las preguntas policiales giraron sobre los hechos de la alcaldía, pero no hubo ninguna relación con la supuesta marihuana encontrada. Julio (Pola) López cuestionó la imparcialidad de la investigación policial, y señaló al agente que encabeza la investigación como interesado en desviar la indagación. “¿Qué se puede esperar de alguien que es íntimo amigo del alcalde?”, se preguntó, y añadió que “anduvo más de mediador que de investigador”.
Dijo que por lógica se sabe que quien dirige al sabueso es su amo, “pero pudimos ver que otros le daban órdenes al perro, y el jefe estuvo interesado en que se dirigiera adonde Sobalvarro. Nunca vimos que el animal se detuviera donde él. Por eso, nosotros vamos a solicitar que vengan investigadores de Managua”, señaló.
Las oficinas de la alcaldía que sufrieron el atentado incendiario con gasolina y potes molotov, fueron reabiertas ayer, después de que los investigadores policiales levantaron las evidencias que contribuyan a dar con sus autores.
Alcalde no quiere hablar del asunto
El alcalde Humberto Pérez Largaespada se abstuvo ante EL NUEVO DIARIO de dar una versión de los hechos. “Tengo que esperar que concluyan las investigaciones de la Policía. No quiero decir nada porque puedo entorpecer el trabajo de las autoridades competentes”, se excusó.
Pero sí aclaró que no hubo pérdidas importantes de documentos. “Encontramos papeles de menor importancia pringados de gasolina, lo que fue constatado por la Policía. En el caso de la computadora (empapada del inflamable), sólo tenía dañado el ratón. La máquina está buena y tiene toda la información.”, aseguró.
El edil confirmó que en la próxima semana llega la Contraloría, pero no sabe si viene a entregar la resolución final de la auditoría a la administración anterior, o a realizar otra para la suya.
Sobre la aparición de molotov y presunta marihuana en las oficinas del MCN, hecho que se vincula al atentado en la comuna, dijo que no tenía conocimiento, y remitió a este corresponsal a preguntar en la Policía, pero hasta ahora, la institución mantiene hermetismo sobre el caso.
Los acérrimos adversarios de Pérez Largaespada se han conglomerado en el MCN, donde también se ha visto al ex alcalde, Omar González Vílchez.
En cuanto a su tipificación, se considera que los hechos aludidos tienen un trasfondo político. Los adversarios del alcalde afirman que es una conspiración para bajar las críticas a la administración; por su lado, allegados al edil, culpan a los del MCN como los autores del acto criminal.