Nacional

Matan a dos por robo de ganado


Lesber Quintero

SAN JUAN DEL SUR

Un enfrentamiento a balazos que se dio la noche del sábado entre miembros de dos familias dejó como resultado dos muertos y dos heridos de gravedad, según confirmó la policía de Rivas, la que además detalló que el móvil del hecho fue por el robo de 25 reses y no por litigios de tierras, como se pensó en un inició.
La escena del crimen fue en las afueras del Bar “Mari Mar”, ubicado en la comunidad del Ostional, en el municipio de San Juan del Sur, y según la vocera de la Policía del departamento de Rivas, los asesinados son Miguel Ángel López Aragón, de 40 años, y Arnoldo Antonio Guevara de 32. Ambos andaban en compañía de Elvis José Rodríguez, quien fue el que resultó ileso de este grupo.
En tanto por el otro grupo se menciona a los hermanos Tomás y Julián Espinosa Gutiérrez, quienes también son considerados como los autores de los disparos que acabaron con la vida de sus dos rivales. Con ellos también andaban sus parientes, Denis Víctor Espinosa y otro al cual se identificó solo como Guillermo.
De acuerdo a la vocera, la guerra de balazos se dio entre las 5:30 y 6:00 de la tarde, cuando ambos grupos estaban en el interior del bar ingiriendo licor, pero la tranquilidad desapareció cuando el grupo de los dos muertos salió del local para subirse a sus caballos e irse a su casa, pero en
las afueras los estaban esperando los hermanos Gutiérrez y los sobrinos de éstos, quienes ya habían salido del bar.
Entonces se inició una discusión por el robo de 25 reses que supuestamente les hizo Miguel Ángel a Tomás y a Julián, y cuando la discusión subió de tono cada quien sacó su revólver y disparó a sus rivales, pero en la acción los hermanos Espinosa Gutiérrez resultaron más rápidos, y acabaron con dos de sus rivales.
Según el informe policial, Tomás fue el primero en disparar en contra de Miguel Ángel, quien recibió un impacto de bala que ingresó por su mejilla izquierda y salió por la parte trasera de su cabeza.
Dicho disparo acabó de inmediato con la vida del supuesto integrante de una banda de abigeos.
A raíz de este disparo, Arnoldo baleó a Tomás y a Denis, pero a él inmediatamente le disparó Julián, quien le propinó cinco balazos de pistola nueve milímetros en la región umbilical. De esa manera redujeron de inmediato al grupo de Miguel Ángel, quien quedó tirado en medio de un charco de sangre y cerca del cadáver de Arnoldo.
Por el otro grupo resultaron seriamente heridos Tomás, quien recibió cuatro balazos, y una de ellos le perforó el pulmón, mientras que su hijo Denis recibió tres disparos y ambos fueron trasladados al Hospital de Rivas.