Nacional

43 muertos en Semana Santa

* Se reportan 28 homicidios y 12 muertes en accidentes de tránsito, mientras se contabilizaron 17 ahogados * “Tenemos una reducción de cuatro homicidios, y nuestras cifras son mucho menores a las del resto de países centroamericanos”, dijo el comisionado Sevilla * Ejecutaron 37 operaciones antidrogas a expendios, contra tráfico interno y consumidores, y se detuvo a 54 personas

María Haydée Brenes

La reducción en la cantidad de muertes por accidentes de tránsito, así como un descenso de al menos cuatro ahogados en los diferentes balnearios del país, sirven para que tanto las autoridades de la Policía Nacional como de la Cruz Roja Nicaragüense califiquen el denominado Plan Verano Popular 2007 como un éxito.
En una conferencia de prensa brindada ayer, el comisionado mayor Alonso Sevilla, jefe de Relaciones Públicas de la Policía Nacional, destacó en el informe preliminar que hubo 43 muertes, de ellas tres corresponden a asesinatos, 28 homicidios, y 12 muertes se dieron en accidentes de tránsito.
“Comparado con las cifras del año pasado, tenemos una reducción de cuatro homicidios y tres fallecidos, y hasta el momento las cifras que tenemos son mucho menores a los hechos ocurridos en el resto de países centroamericanos” dijo Sevilla.
Durante la semana comprendida entre el 31 de marzo a la tarde del domingo ocho de abril la Policía Nacional dispuso que el cien por ciento de sus fuerzas se desplegara en carreteras, balnearios, brindara protección a mil 779 eventos religiosos y quince espectáculos públicos en los que se concentraron grandes cantidades de personas.

Registros exitosos
Gracias al registro de 92 mil 139 personas y 40 mil 33 vehículos, la Policía incautó 135 armas de fuego y 960 armas punzantes y cortopunzantes.
En las más de seis mil visitas a expendios de licor se sancionó a 52 vendedores, nueve con amonestaciones, 40 cierres temporales y ocho cierres definitivos, entre otras razones, por vender a menores de edad y fuera del horario establecido.

“Queremos destacar que la labor de prevención que se hizo con los grupos juveniles y pandillas repercutió en que no hubo incidencia por parte de este segmento, así también reconocemos la conducta responsable de los ciudadanos que se movilizaron a los distintos balnearios del país, quienes acataron las disposiciones brindadas”, dijo el comisionado Sevilla.

Menos ebrios al volante
En el recuento preliminar la Policía Nacional destacó que sólo 139 de las multas que se emitieron a los conductores fueron por encontrarlos con aliento alcohólico, pese a que el parque vehicular aumentó en 20 mil, y hay cinco mil nuevos conductores.
“Durante las jornadas de trabajo se detuvieron a 790 personas, 426 por delitos, 354 por faltas penales y diez que estaban siendo buscadas por la Policía Nacional; se retuvieron 350 vehículos por diferentes causas, y una vez resuelta su situación fueron devueltos a sus dueños. No por dedicarnos a la seguridad descuidamos el narcotráfico: realizamos 37 operaciones antidrogas a expendios, contra tráfico interno y consumidores; se detuvo a 54 personas, 42 hombres y 12 mujeres, de éstas, seis eran extranjeras”, afirmó Sevilla.

Los ahogados
Byron Calderón, jefe nacional de los socorristas de la Cruz Roja Nicaragüense, comento que --hasta nuestro cierre-- en el país se contabilizaban 17 personas fallecidas por sumersión.
“En total hasta el momento el cuerpo de voluntarios ha reportado el rescate de 218 personas, en el caso de los fallecidos, lamentamos decir que estas muertes se dieron porque los bañistas no acataron la disposición de permanecer en sitios donde hubiese socorristas cerca vigilando, y cuando las personas llegaban a llamar a los socorristas y éstos se trasladaban, era demasiado tarde”, comentó el jefe de los socorristas.
Aunque el plan ha resultado un éxito, sobre todo en lugares como El Trapiche, donde cada año la media de ahogados es de tres personas, los cruzrojistas están de luto por la muerte, el Jueves Santo, de uno de sus miembros: el joven Alí Omar Díaz Flores, de 17 años, originario del barrio “Pedro Joaquín Chamorro Cardenal”, de Chinandega.

El joven socorrista prestaba un servicio de rescate en la zona de la bocana de Padre Ramos cuando fue arrollado por una lancha conducida por Nelson Alberto Reyes Maldonado, de 25 años, quien se encuentra detenido y fue remitido ante las autoridades competentes acusado de homicidio culposo. En el mismo sector Francisco Tercero Malta, de 35 años, resultó con tres heridas en la espalda cuando Eddy Francisco Maradiaga Alduvín, de 26 años, encendió el motor de su lancha y no se percató que la víctima nadaba.

Trabajo coordinado
Tanto el comisionado mayor Sevilla como Byron Calderón, jefe nacional de los socorristas de la Cruz Roja Nicaragüense, manifestaron que el trabajo coordinado de los ministerios, municipalidades, sociedad civil y cuerpo de socorristas permitieron que los nicaragüenses gozaran de unas felices y seguras vacaciones de Semana Santa.

Foto: Moisés López /END