Nacional

Arrecia campaña mediática de Volz

* Nuevos videos en Internet debaten información y contrainformación por la sentencia * El estadounidense reafirma su inocencia y expresa ser víctima de una “injusticia que habla por sí misma” * Masivo rechazo a video que muestra argumentos finales del fallo de la jueza

Granada

“Soy inocente de este crimen y las autoridades lo saben”, dijo Eric Volz en su primera entrevista, en exclusiva, a la cadena estadounidense NBC desde el penitenciario de Tipitapa, luego que fue condenado a 30 años por coparticipación en los delitos de violación y asesinato de Doris Ivania Jiménez el pasado 21 de noviembre en el pueblo costero de San Juan del Sur.
El reportaje de la NBC fue subido a Internet, al mismo sitio “You Tube” en el que días atrás la familia de Volz mostró un video en el que aboga por la inocencia de Eric, a la vez que hace un llamado a la ciudadanía estadounidense a pedir a senadores y congresistas a intervenir en el caso por considerarlo empañado de corrupción, intimidación y difamado por los medios nacionales.
El video, que ha encontrado eco en las diarios y las cadenas de televisión de ese país, trajo a Nicaragua a un segundo equipo de NBC, y su reportero Keith Morrison entrevistó a Volz en prisión.
“En una cárcel de alta seguridad, en compañía de los hombres más violentos de Nicaragua, hay un joven americano”, dice Morrison, afirmando que la mayoría de reos con los que convive están convencidos de que “Volz es un monstruo”.
“Soy el preso más famoso de todo el país, aquí todos saben quién soy”, dice Eric Volz, quien reitera que en su juicio las autoridades negaron sus evidencias y a gran parte de los testigos que demostraban su permanencia en Managua “antes, durante y después del crimen.”

Evidencias y testigos negados
Entre las evidencias, el reportaje destaca la declaración del periodista Ricardo Castillo, quien asegura haber almorzado con Volz ese día. También sobresale el registro de los mensajes instantáneos que el reo mantuvo por seis horas con su amigo Nick Purdy, quien se encontraba en la ciudad de Atlanta, y con quien “chateó” a partir de las 9:21 de la mañana, hora de Nicaragua.
En la audiencia preliminar, dos de los cuatro presuntos autores fueron exentos de cargos por la autoridad judicial, y posteriormente la Fiscalía los utilizó como testigos en contra de los acusados.
En la lectura que el reportero de NBC hace de este mecanismo, afirma: “Los mensajes instantáneos estaban registrados en la computadora de Nick Purdy, pero la juez rechazó la evidencia alegando que la coartada del testigo carecía de credibilidad; y por el contrario, se basó en el testimonio de un poblador local de nombre Nelson López Danglas, quien fue acusado de coautor, pero fue liberado a cambio de testificar que había visto a Volz en la escena del crimen”.
“Julio Martín Chamorro fue arrestado cerca de la escena del crimen, (pero) la Fiscalía nunca estableció conexión entre los dos acusados”, agrega Morrison.

Medios nacionales se basaron en rumores
En el reportaje se entrevista nuevamente a Mercedes Alvarado, madre de la víctima, quien alega que los celos fueron el motivo del crimen, ya que Doris Ivania le había confesado previamente a su madre haber recibido amenazas de muerte de parte de Volz, quien para entonces era su ex pareja.
Sin embargo Volz, rechazó la afirmación, asegurando que entre él y la víctima sólo existía una relación de amistad.
“¿Por qué se enfocaron en vos si dices que no lo hiciste, Eric?”, le pregunta el reportero a Volz. “Porque la Policía pensó que yo había confesado”, respondió.
En ese sentido, Morrison matiza su narración aduciendo que “la confesión cobró una legión de rumores que marcharon por todos los titulares de los diarios de Nicaragua, y todos señalaban su culpabilidad; mientras afuera de los juzgados una multitud furiosa estaba determinada a que el americano no se escapara de la justicia”.
Volz expresa que el juicio estuvo marcado de intimidación, de amenazas. “Es muy simple, la juez estaba con temor, y si ella no me hubiera declarado culpable, o me hubiese exento de los cargos, hubiera habido disturbios, y garantizo que ella habría sido amenazada”, manifestó el reo.
Volz tiene dos oportunidades más para apelar su sentencia, pero cree que hay posibilidad de no poderla revertir, pues asegura que en su caso “la injusticia habló por sí misma”, y agrega: “Yo soy inocente de este crimen, e incluso las autoridades lo saben”.

Argumentos de la jueza
Pero los ánimos en este sitio de Internet aún no se sosiegan, pues recientemente otro video en “You Tube” titulado “Evidencias contra Eric Volz”, con subtítulos en inglés, muestra el momento en el que la juez Ivette Toruño Blanco argumentó sus conclusiones para fallar en contra de Volz y Chamorro, el otro acusado.
En este video la juez explica que las declaraciones presentadas por la Fiscalía de Nelson López Danglas y Pedro Joaquín Narváez, tuvieron la credibilidad necesaria para que fueran confrontadas con la evidencia de la foto-tabla del médico forense, en la que consta que tanto Volz como Chamorro presentaron excoriaciones producidas por uñas.
“La médico forense refiere que la víctima se defendió aruñando a sus victimarios, y que Eric Stanley Volz y Julio Martin Chamorro presentan excoriaciones producidas por las uñas”, refirió Toruño, quien a su vez consideró inverosímil la explicación de Volz al decir que las marcas en su espalda se las realizó al momento de cargar el ataúd de su ex pareja.
No obstante, el video sólo muestra la foto-tabla de Volz, pero no las excoriaciones que el forense encontró en Chamorro.
Asimismo, la juez deja en manifiesto el intento que hizo Volz de presentar testigos para probar su estadía en Managua al momento del crimen.
En ese orden, justificó que existían contradicciones entre testigos, pues el auto rentado a la empresa Hertz Rent a Car había sido retirado por su asistente, quien a su vez, al momento del alquiler, le manifestó a la asistenta de ventas de esa empresa que el vehículo se utilizaría “porque alguien había fallecido”, no obstante, a ese término, según la juez, Volz aún no había recibido la llamada que le anunciaría el asesinado de Jiménez.
El video destaca que las llamadas y mensajes presentados por la defensa fueron negados como evidencias, ya que si bien podían demostrar el tiempo y el lugar, la jueza consideró que no presentaban el suficiente soporte para probar quién había realizado las llamadas.

Comentarios encontrados
Los comentarios escritos en el video reflejan ánimos encontrados y mensajes despectivos contra la persona que subió el video.
Por un lado, para algunos los videos y reportajes anteriores han omitido las explicaciones de la juez que demuestran contundencia en su sentencia, no obstante, otros comentarios minimizaban lo presentado, aduciendo que la foto-tabla no es evidencia suficiente para condenar al estadounidense.